Actos culposos

*Aarón Dávila*

Foto: Ilustrativa/Vía Twitter.

“Tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata.”

Este dicho significa que cuando se hace una fechoría, es tan culpable el que lo hace, como el que ayuda a hacerlo.

Un acto ilícito, puede serlo, en diferentes vías, es decir, no hablamos solo de quién roba, sino de todo aquel que realiza lo malo, ahora bien, el asunto se agrava cuando además de actuar mal, involucramos a otra persona en el acto.

Por conveniencia, por miedo, por vergüenza, interés, necesidad o codicia; cualquiera que sea o haya sido el motivo, actuar mal, con dolo o mala intención, es incorrecto y siempre tendrá consecuencias, en diferentes sentidos.

Efectivamente, cualquier acto ilícito, genera culpa y esta a su vez, responsabilidad por nuestras acciones, cargo de conciencia y falta.

Sinónimos de culpa en 3 sentidos de la palabra: (sinónimos online.com)

Responsabilidad:

1 responsabilidad.

Ejemplo: Se había demostrado su culpa en los acontecimientos.

“Hay un remedio para las culpas, reconocerlas.”

Franz Grillparzer (1791-1872) Dramaturgo austriaco.

Falta:
2 falta, desliz, error, yerro, infracción, fallo, delito.
Ejemplo: La culpa es mía, debí haberme percatado de eso.

“La culpa no está en el sentimiento, sino en el consentimiento.”
San Bernardo de Claraval (1091-1153) Eclesiástico francés.

Pecado:
3 pecado, carga de conciencia.
Ejemplo: La culpa lo consumía.

Cuando el rey David peca, al intentar ocultar su pecado, la culpa lo consumía.
“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia. Por tu abundante compasión borra mis rebeliones.”

Finalmente, el rey reconoce su fracaso e impureza:

“Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí.”

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” Apóstol Pablo.

Lo que inmediatamente noto, es el hecho de que en todos los casos, existe inevitablemente, ausencia de paz, no hay justificación, antes de caer en la tentación de hacer algo indebido, es bueno pensar en las consecuencias, tanto en las inmediatas como en las futuras. Todo acto ilícito, tiene consecuencias que se pagan tarde o temprano.

Con viento en contra o a favor, actuar con inocencia mostrará tus intenciones y cuando estas son de bien, no necesitan defensa alguna.

Tener una buena conciencia, te permite vivir en paz, dormir bien por las noches y ver a los demás a los ojos, de frente y sin temor alguno.

La culpa es una emoción alimentada siempre por el recuerdo (una imagen) de una acción, omisión o pensamiento que esta fuera de la voluntad de Dios u otra persona y que resulta en daño para otro y para sí mismo.

El pensamiento culposo no es igual al pensamiento espiritual, la culpa habla en el interior de una forma hiriente, la voz del espíritu del hombre invita a la persona a encontrar soluciones y aprender de cada suceso de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.