Aumentan servicios de salud mental, efectos del confinamiento por la pandemia

*Luis Ayala Ramos*

Foto: Especial.

En el Marco del Día Mundial de la Salud Mental, el Centro Integral de Salud Mental de Chimalhuacán (CISAME) informó que actualmente brinda servicio a más de 1,000 nuevos pacientes, cifra que representa un 20 por ciento más con respecto a la atención brindada durante el periodo 2020-2021.

“Existen factores como la pandemia y diversos cambios sociales que provocan y detonan un mayor número de trastornos mentales en los chimalhuacanos. En años posteriores al confinamiento y distanciamiento social recibimos un promedio de 800 nuevos pacientes; sin embargo, la cifra en este último periodo asciende a más de 1,000 personas”, detalló el titular del CISAME, Cristian González Escobar. 

“Vivimos en una sociedad que se comporta de manera autómata; por lo que es importante recuperar nuestro sentido humanitario; además de la empatía, que es la capacidad de entender cómo se sienten las otras personas”, precisó el funcionario tras impartir la conferencia virtual La atención a la salud mental en la población de Chimalhuacán. 

Indicó que el 30 por ciento de los pacientes acude al CISAME por problemas de ansiedad; el 27 por ciento por depresión y 17 por ciento por uso de sustancias prohibidas. 

González Escobar explicó que la salud mental va más allá de las cifras relacionadas con los trastornos mentales, “se trata de aplicar políticas públicas en materia de infraestructura urbana, educación, empleo, cultura y deporte que permitan desarrollar todo el potencial de los individuos”. 

“En Chimalhuacán, tanto los gobiernos municipales como las autoridades de salud, hemos trabajado en todos los ámbitos para generar oportunidades de desarrollo para los habitantes; contamos con servicios básicos, teatros, albercas, universidades, bibliotecas, Centros de Desarrollo Comunitario y unidades de especialidad médica para brindar atención integral; lo cual nos permite promover una buena salud mental”, señaló. 

El funcionario hizo un llamado a la población a atender de forma oportuna sus problemas de salud mental. “La pandemia nos vino a recordar que debemos aprovechar el tiempo que tenemos de vida, formando relaciones más saludables. También es importante la resiliencia que es la capacidad para adaptarse a las situaciones adversas y generar resultados positivos”, concluyó. 

Cabe destacar que, en el año 2020, a nivel mundial un aproximado de mil millones de personas presentaron algún trastorno mental, de las cuales sólo el 26 por ciento, es decir 264 millones, padecían depresión antes de la pandemia por COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *