Con mayores ingresos durante el último año IMSS podrá mejorar la atención a pacientes: Enrique Gómez

*Alberto Dzib*

Foto: IMSSEDOMEXPTE

A pesar de que hasta el momento la calidad en la atención continúa siendo la principal demanda de los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el delegado de la institución en la región poniente del Estado de México, Enrique Gómez Bravo Topete, aseveró que en breve ya que se estima que por lo menos hasta el año 2020 los presupuestos no serán un problema para brindar los servicios médicos.

Señaló esto luego de que el pasado 9 de enero el IMSS a nivel nacional reportó que durante el último año se logró un superávit financiero de más de 8 mil millones de pesos que garantizarían su viabilidad durante lo que resta de esta década, con lo que las medidas de austeridad implementadas durante ejercicios anteriores podrán dejarse en segundo plano y comenzar con la inversión en la amplitud de servicios médicos.

Dijo a propósito que en el Estado de México, y en el resto del país, se invertirá sobre la creación de nuevas unidades médicas y el mantenimiento de aparatos especializados que no podían repararse por el límite presupuestal con lo que prometió que los usuarios del IMSS tendrán otra perspectiva, agilizarse y mejorarse el servicio.

“Actualmente ya no tenemos ese problema afortunadamente y se traduce en que los derechohabientes se sienten cada vez mejor atendidos; sí, vamos a seguir teniendo fallas, cualquiera como ser humano las tiene, pero nunca van a ser con dolo”.

Aun así, destacó que el reto para el IMSS durante los próximos años será el de blindar las finanzas para evitar que en algún momento se experimente de nuevo el riesgo que la institución vivió en 2012 al entrar en crisis y pronosticarse que sus finanzas daban a penas para su supervivencia durante un periodo de un año y por lo tanto podría llegar a la quiebra.

Señaló en vínculo que el IMSS basará sus estrategias en la continuidad de programas de prevención desde la infancia, pues actualmente las enfermedades crónicas absorben la mayor parte del presupuesto de seguridad social y la muestra está en que sólo en la delegación poniente de la entidad se requieren 300 millones de pesos para la atención de pacientes con insuficiencia renal, diabetes y cáncer de mama o próstata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.