Construcción de agenda de coincidencias o polarización legislativa

*Raymundo Guzmán Corroviñas*

Foto: Especial.

Si Pitágoras no miente, en la 65 Legislatura Federal se visualiza una posible parálisis en cuanto a reformas Constitucionales se refiere. Las fuerzas políticas se perfilan de la siguiente manera:

Esto quiere decir que la coalición opositora conformada por el PRI-PAN-PRD representa cerca del 40% de los escaños en la Cámara de Diputadas y Diputados, lo que resulta insuficiente para cualquier cambio legislativo con la suma de estos partidos políticos.

Por su parte, la coalición encabezada por Morena y que incluye a los Partidos Verde Ecologista de México y del Trabajo, representa poco más de 55% de los espacios en la 65 legislatura, lo que es suficiente para reformar leyes y emitir el presupuesto sin necesidad de consensar con alguna otra fuerza política.

El Partido Movimiento Ciudadano fue el único partido político que contendió solo, sin coaliciones electorales, logrando el triunfo en 7 distritos de mayoría relativa y obteniendo 16 diputaciones por la vía de la representación proporcional, con lo que integrará poco más del 4.5% de los escaños.

En un análisis sencillo pareciera que Morena contará con un camino allanado en la 65 legislatura; sin embargo, dentro de sus prioridades legislativas se encuentran cambios constitucionales que sólo podría lograr manteniendo su coalición legislativa y adicionando diputadas y diputados de los partidos políticos que le continúan en fuerza, es decir, legisladores del PAN o del PRI.

De otra manera tendría que lograr mayoría calificada con los diputados de Movimiento Ciudadano, el PRD y algunos legisladores del PRI o el PAN.

No se ve sencilla la conformación de las mayorías, ya que la oposición sólo podría lograr la mayoría simple con la suma del PRI-PAN-PRD, con Movimiento Ciudadano y alguno de los partidos aliados de Morena, es decir, con legisladores del Partido Verde o del Partido del Trabajo. Sólo de esa manera la oposición podría lograr cambios legales, no así constitucionales.

Es importante recordar que en la 64 Legislatura que concluye, Morena no iba a tener mayoría calificada; sin embargo, legisladores de distintos partidos cambiaron de grupo parlamentario hasta lograr que Morena y sus aliados lograran tener la fuerza suficiente para lograr la mayoría calificada y, por ende, tener los números suficientes para cambiar la Constitución.

Esperemos que en la 65 legislatura se logren consensos, la construcción de una agenda de coincidencias y que se legisle con visión de futuro, ya que de lo contrario la parálisis podría ser la huella de la Legislatura de la segunda mitad de este sexenio.

Si quieres conocer un poco más de este tema te recomiendo escuches mi podcast del 27 de agosto de 2021 en Spotify, lo puedes encontrar como “Asuntos Públicos para tod@s” o en el enlace https://open.spotify.com/show/2LH9f1oxOs95xoU0NuvASw?si=OnqGghfwSXCiTCUsZN-AKg

Twitter @RaymundoGC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *