Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.

Aunque intenten matizar las cifras, los datos de empleo y los económicos muestran el mal trabajo que ha hecho el gobierno del estado en esta materia

Es verdad que algunos indicadores sobre el empleo no se pueden analizar de manera aislada, incluso el mismo INEGI lo menciona en la Encuesta de Ocupación y Empleo que recientemente acaba de dar a conocer y lo apuntamos la semana pasada, el Estado de México tiene una tasa de desempleo de 4.8%, muy por arriba de la media nacional que se encuentra en 3.6%.

El único dato que el INEGI refiere no se puede considerar de manera aislada es el que tiene que ver con la comparación del desempleo entre entidades porque no muestra una situación de gravedad en el mercado de trabajo, sino más bien de la presión que la población ejerce, lo cual, está influido por diversas situaciones entre las que se cuentan la capacitación, así como la oferta y demanda del servicio.

Pero es importante comentar que sólo tiene que ver con la comparación entre estados, no con el problema mismo del desempleo que en el caso del Estado de México es complicado.

Lo anterior es una forma de matizar el tema para restarle importancia, lo mismo que al hacer uso de otra afirmación muy usada por la parte oficial, cuando refieren que el gobierno no es una entidad que se dedique a crear empleos, eso le toca a la parte empresarial.

Pero analicemos más datos de la encuesta que ofrece el INEGI para darnos cuenta que, el tema del desempleo en el Estado de México se viene agravando desde el año pasado y si bien los números absolutos son claros, lo es más cuando se observan con porcentajes o tasas.

Del 2015 al tercer trimestre del 2019, si observamos las encuestas trimestrales, nos daremos cuenta que, en la época cuando Eruviel Ávila era gobernador del estado se registraron las tasas de desocupación más altas alcanzando hasta 5.7% en dos ocasiones, en el tercer trimestre del 2015 y al año siguiente en el tercer trimestre del 2016.

Cuando llega el actual mandatario, recibe la administración con una tasa de desempleo de 4.4%. En el 2018 tuvo un comportamiento mixto con altas y bajas, pero no rebasó el porcentaje con el que lo recibió. Al tercer trimestre se encontraba en 3.8%.

El año siguiente ya sólo se registraron alzas, cierran el año con el mismo porcentaje de 3.8; posteriormente llega al 4.3, al segundo trimestre de este año al 4.6 y finalmente este último trimestre que llega al 4.8.

Si hacemos la comparación con el Indicador de la Actividad Económica que hemos comentado ampliamente, nos daremos cuenta que ambas encuestas van de la mano.

Desempleo de los últimos dos años, por trimestres:

2018: Primer trimestre 4.3%, segundo trimestre 4.1%, tercer trimestre 3.8, cuarto trimestre 3.8

2019: Primer trimestre 4.3, segundo trimestre 4.6% y tercer trimestre 4.8%

Actividad Económica últimos dos años, por trimestres:

2018: Primer trimestre 4.0%, segundo trimestre 4.1%, tercer trimestre 3.3% y cuarto trimestre -1.0%

2019: Primer trimestre -1.3%, segundo trimestre -2.7%

Desde que empezó a desacelerar la actividad económica, el desempleo aumentó como consecuencia

Desde que la actividad económica empezó a desacelerar, el indicador de desempleo que empezó a subir, entre menos inversiones menos opciones laborales, sin contar con el hecho del cambio de administración federal, así como las municipales que incidieron de alguna forma en el comportamiento del mercado laboral.

Entonces, si bien no es recomendable comparar la tasa de desempleo entre entidades por cuestiones lógicas de densidad poblacional y de oferta-demanda de empleo como lo dice el mismo INEGI, no por eso se tiene que desestimar la tasa de desempleo que refleja el mal momento de la economía debido a las acciones de gobierno que no han sido las mejores.

Y todavía falta hacer mención de las actividades secundarias o las que se refieren al sector industrial que han tenido una pésima racha tanto en el país como en el Estado de México por consecuencia.

Comentario del día: A veces los detalles cuentan más que las palabras. Ponerle atención a tu anfitrión mientras habla es algo que no se le da al titular de Sedeco; gran esfuerzo del sector comercio para tener un Buen Fin con cifras positivas

El Buen Fin es un evento que muchos comercios esperan porque les genera ventas a unas semanas del inicio de la temporada navideña. Tanto el gobierno federal, como el estatal y el municipal volvieron a poner de su parte para que resultara un éxito.

Tanto la Canaco Valle de Toluca, comandada por Juan Felipe Chemor, como el Patronato Pro Centro Histórico de Toluca, dirigido por Adolfo Ruiz, iniciaron labores para que el Buen Fin 2019 resultara un éxito.

Luego de acumular millas de viajero frecuente, el titular de Desarrollo Económico, Enrique Jacob, asistió con ambas organizaciones para mostrar el respaldo del gobierno mexiquense, algo que mínimamente tendría que hacer.

Aunque no todo es perfecto y pocos pueden negar que un detalle cuenta más que las palabras, mientras el anfitrión del evento y algunos invitados tomaron la palabra para exponer sus ideas, el secretario en presídium abiertamente los ignoró, se la pasó platicando con otro de los invitados e incluso hacía gesticulaciones.

O ya sabía los discursos o simple y llanamente no le importó lo que tenían que decir los empresarios. Cosa contraria ocurrió cuando él tomó la palabra porque todos pusieron atención, cuestión básica de educación, según me enseñaron.

Filed in: Municipios, Nacionales, Opinión Tags: , , , , ,

You might like:

Defenderemos el patrimonio de Toluca: Juan Rodolfo Sánchez Gómez Defenderemos el patrimonio de Toluca: Juan Rodolfo Sánchez Gómez
Desempleo arrastra a la informalidad a miles Desempleo arrastra a la informalidad a miles
Saldo blanco en Toluca durante el Buen Fin 2019 Saldo blanco en Toluca durante el Buen Fin 2019
Todo listo para el censo 2020 Todo listo para el censo 2020

Leave a Reply

Submit Comment

© Copyright 2017 | Todos los derechos reservados. Diario Evolución.

Sitio desarrollado por CGM Agencia.