Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • A un año de su llegada, Ernesto Nemer marca un cambio en la Secretaría General de Gobierno y busca acomodo rumbo a la elección de gobernador. 
  • Mantiene distancia del grupo que rodea al mandatario. 
  • Todo apunta a que su experiencia llega hasta el Congreso local, donde Morena ya no controla todas las decisiones. Y, al menos de inicio, la imagen de Elías Rescala se mantiene a la baja.   
  • Que no se resuelva la titularidad de las comisiones a capricho de algunos legisladores de Morena llama la atención. 

Han pasado 12 meses desde que Ernesto Nemer llegó a la Secretaría General de Gobierno y el cambio sin duda fue benéfico para la actual administración; aunque no forma parte del grupo cercano al mandatario y trae cargando la peor derrota del PRI en el Estado de México, su experiencia se nota. 

Con Alejandro Ozuna la política interna prácticamente no existía, y su imagen gris o de bajo perfil, como le quieran llamar, no era lo que requería el Estado de México, justo cuando Morena tenía el control de la Cámara de Diputados y prácticamente hacían lo que querían. 

La inseguridad se incrementó y parecía que nadie tenía control, los “supuestos” estudiantes de Tenería, con total impunidad secuestraban camiones de pasajeros y se paseaban por el país, poco les importaba que empresarios del ramo perdieran millones de pesos. 

Alejandro Ozuna, desde su oficina parecía apoyar las ocurrencias y enfrentamientos que el rector de ese entonces Alfredo Barrera tenía con todos a su alrededor, pero sobre todo con los legisladores de Morena a los que nadie tocaba. 

Ahora, la situación cambió y aunque a la Universidad Autónoma del Estado de México llegó un académico cercano a Efrén Rojas, cercano a Morena, con su bajo perfil parece que la institución dejará de ser centro de polémica. 

La percepción de la inseguridad se mantiene alta en el Estado de México, pero de acuerdo a los últimos resultados del INEGI la tasa de delincuencia y de victima por cada 100 mil habitantes bajó de manera importante, entre un 11 y 15 por ciento respectivamente. 

Para nadie es un secreto que Ernesto Nemer buscó la candidatura a la gubernatura desde la elección pasada, pero las circunstancias fueron complicadas y ahora, desde que llegó lo ponen como uno de los aspirantes más fuertes si es que el PRI gana la candidatura de la alianza o si el PRI va sólo. 

¿ERNESTO NEMER HASTA FIN DE AÑO EN EL CARGO? 

También es verdad que, en el Estado de México el funcionario que ocupa este cargo casi nunca ha sido candidato, lo que sin duda lo pone en desventaja, por eso no sería extraño que llegue hasta fin de año y entonces, abiertamente, ya ponga a trabajar a sus operadores, algo que le prohibieron como funcionario, de acuerdo a diferentes versiones internas. 

¿APOYA EN LA OPERACIÓN AL INTERIOR DEL CONGRESO LOCAL? 

Una de las preguntas más comunes en este momento, tiene que ver con lo que ocurre al interior de la Legislatura, al menos hasta ayer, no había acuerdos claros para designar como quedarán integradas las comisiones. 

Aunque, aparentemente, todo está detenido debido a la postura que han adoptado algunos diputados de Morena, que insisten en mantener las comisiones más importantes, tal y como ocurría en la pasada Legislatura cuando tenían el control, casi, absoluto. 

Cabe recordar que las más peleadas son las de Gobernación y Puntos Constitucionales; Finanzas Públicas; el Órgano de Vigilancia y Fiscalización, así como Procuración y Administración de Justicia. 

Para muchos analistas, mucho tiene que ver Ernesto Nemer en todo lo que ocurre al interior de la Legislatura y es que si bien el líder de la fracción del tricolor, Elías Rescala es de los hombres más cercanos al mandatario estatal, no tiene la experiencia necesaria para lidiar con este tipo de acuerdos. 

También se debe atender la Glosa por el Cuarto Informe de Gobierno y es que los resultados que el mandatario adelantó en su mensaje, no parecen debidamente sustentados y son temas importantes, como los apoyos sociales, la economía entre otros. Menos si se toma en cuenta la postura que anunció Maurilio Hernández en el sentido de que no será una “pasarela”. 

Imposible olvidar lo que ocurrió hace un par de semanas, cuando abiertamente y en público, el secretario general se reunió a desayunar, nada más, con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Maurilio Hernández; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Ricardo Sodi, el fiscal Alejandro Gómez, así como Rodrigo Jarque titular de Finanzas. 

Será un cierre de año intenso, las comisiones, las glosa y casi de inmediato viene el Presupuesto que deberán analizar en el Congreso y no debemos olvidar que el año pasado, la fracción de Morena lo aprobó hasta febrero y todavía el ejecutivo tuvo que salir para agradecer el gesto. 

Todo ese camino sin la operación de Ernesto Nemer se antoja complicado, eso lo coloca en una zona de riesgo, pero pensando que el próximo año empieza la fiebre electoral y claramente esta fuera del grupo cercano al mandatario, entonces es tiempo de correr riesgos… 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *