Empresas y vecinos tiran basura o animales muertos bajo un puente de Otzolotepec

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez.
Un sendero de terracería paralelo al río Lerma luce gris por estas acciones, obstruyendo accesos a algunas parcelas de cultivo y favoreciendo presencia de jóvenes con adicciones.

Empresas asentadas en el parque Toluca 2000 y ciudadanos no identificados convierten en tiradero la parte baja de un importante puente vehicular ubicado en el municipio de Otzolotepec, donde restos de vestiduras automotrices, basura, escombro y hasta animales muertos forman parte del entorno.

“La gente tira cosas en este lugar, sobre todo esos pedazos de tela para coches y basura. Aparte se ha vuelto bien inseguro porque vienen muchachos a drogarse y a causar desorden”, refirió don Juan, un agricultor del sitio cuyo acceso a su parcela lo limita escombro tirado en una calle de terracería.

El puente, que brinda paso a vehículos sobre el río Lerma, está ubicado en la Avenida Toluca, en la línea limitante de barrio Dos Caminos y la colonia Guadalupe Victoria, justo en el inicio del citado complejo industrial, lo que genera tránsito de peatones que se dirigen a sus distintos lugares de trabajo.

A petición de vecinos, Diario Evolución acudió al lugar, donde se constató que el cadáver de una vaca, así como el hedor correspondiente al estado de descomposición, daban cuenta de la narrativa vecinal en la vía de terracería ubicada bajo el puente, que lleva trayectoria paralela a la corriente del afluente.

Irónicamente, debajo de las trabes de soporte del puente, en el bordo poniente del río, un joven de aproximadamente 20 años se encontraba inhalando algún tipo de sustancia, aunque al detectar la presencia de la cámara fotográfica titubeó con actitud intimidante y sólo atinó a decir que no quería ser retratado.

El sendero de terracería conduce hacia la carretera federal Toluca-Naucalpan a través de su extremo sur, mientras que en el sector norte enlaza con la comunidad de “La Y” y municipio de Temoaya, con un largo y sinuoso camino acompañado de verdes parcelas de maíz y la corriente del río contaminado.

Sin embargo, para conducir en auto o camioneta hacia el lado norte, ejidatarios sufren ante la irresponsabilidad de alguna empresa del parque, ya que algunas suelen tirar restos de plástico y recortes de vestidura y otras piezas automotrices, lo que coloca obstáculos para llegar hacia los terrenos de cultivo.

Otra parte de los desechos son depositados por algunas personas, aunque por supuesto se desconoce su identidad, de ahí la petición de don Juan y otros vecinos de evitar estas acciones sólo por ver solitario el lugar, donde hay vigilancia policial pero también acciones esquivas de algunos ciudadanos.

Galería:

Fotos: José Ángel Gutiérrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil