En Xonacatlán, baches y obstrucción de vías aún limitan a vehículos y peatones

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez.
La Junta Local recién repara imperfecciones en la Amomolulco-Ixtlahuaca, aunque, si bien hay desahogos en otras calles, el caos sigue en Guerrero en sus esquinas con Felipe Carrillo y El Canal.

La presencia de múltiples baches en la carretera Amomolulco-Ixtlahuaca, en fusión con la obstrucción de calles por retrasos en obras públicas, mantienen en problemas de tránsito a Xonacatlán, donde el cierre de algunas calles obliga a los conductores a rodear manzanas para transitar en la cabecera municipal.

Los baches han ganado terreno sobre la cinta asfáltica de la citada vialidad, en el tramo comprendido entre el puente vehicular del cruce con carretera Toluca-Naucalpan hasta la colonia Adolfo López Mateos, aunque entre ayer y este jueves se vio a personal haciendo reparación de estas imperfecciones.

Estos hoyos son más visibles en el tramo de Vicente Guerrero y calle Dolores, en el límite de la cabecera con delegación San Antonio, justo donde cuadrillas de la Junta Local de Caminos trabajaron en horas de la mañana, con un dispositivo local para permitir al alternado paso de los diversos autotransportes.

Sin embargo, no todo se subsana con la agilidad deseada por moradores y automovilistas, ya que en la esquina de la carretera en mención con Guerrero –esta última vía con trayecto frontal a la presidencia municipal– montículos de escombro limitan al peatón y anteponen barrera a los conductores.

Otra tramo de la vía Guerrero, en su esquina con el costado oriente de calle Felipe Carrillo Puerto, tiene excavaciones expuestas con diversas tuberías y mangueras, producto de las obras municipales atrasadas. Aquí esa obstrucción tiene en jaque a conductores por lo reducido del arroyo vehicular.

En tal área se complica la movilidad porque es un acceso de la Toluca-Naucalpan, así como un giro hacia el centro del municipio, un desahogo hacia la vía Dolores y una salida a la Amomolulco-Ixtlahuaca, también conocida como El Canal, lo que también limita el arribo hacia un conocido centro comercial.

Recientemente fue reabierta la circulación en la calle Miguel Hidalgo, en su tramo de 5 de Mayo y Francisco I. Madero, con un retrasado desde días próximos a las elecciones, de ahí que aquella vía paralela y alterna en 20 de Noviembre (en la que solo cabe un auto) quedó resuelta hasta estos momentos.

También en días recientes, Dolores volvió a la circulación en el tramo de El Canal y 20 de Noviembre, en otra obra que trastornaba la salida hacia la carretera en mención, donde trabajadores, automovilistas y transportes públicos se desplazan hacia los municipios de Lerma, Temoaya y Otzolotepec.

Galería:

Foto: José Ángel Gutiérrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *