Ganadero y toreros cumplen con gran corrida en Fábrica María

*José Moisés de la Luz*

Foto: Especial.

Gran ambiente en la plaza de toros Silverio Pérez, de la comunidad de Fabrica María Municipio de Otzolotepec que presentó un cartel que con seguridad habría agotado el papel en cualquier plaza de la república.

El juego que dieron los toros de Caparica ha sido de muy bueno a extraordinario, es decir el ganadero ha cumplido, eso no se puede reprochar, sin embargo, lo que sí se puede señalar es la rapidez con la que el juez de plaza ha sacado el pañuelo para indultar al cuarto que cerró plaza.

Es un lugar común mencionar lo polémico de los indultos, pero lo que se tiene que señalar es que, esto de pedir indultos se ha puesto de moda peligrosamente, más allá de discutir si el de Colibrí ha sido merecido o no.

Dos toreros mexicanos, dos triunfadores de la república y de esta plaza, cuatro astados de irreprochable presencia, de la ganadería mexiquense de Caparica que han dado estupendo juego ante los de a pie; no los pudimos apreciar ante la vara, dado que apenas les han partido el pelo.  

El primero de la tarde un castaño de bonita estampa al que, José Mauricio recibe con el lance fundamental del toreo con buen gusto, igual que al resto del encierro solo se les pusieron dos pares de banderillas

Al oficiar con la muleta el toro deja ver calidad y emotividad, con esa muestra de raza que hace que no termine de entregarse, la labor se torna más lucida, con tandas por la izquierda de mucho valor que prenden de inmediato al respetable, luego el toro termina rompiendo y Mauricio toreando en redondo

Estocada defectuosa que es suficiente para una oreja.

Segundo de la tarde, primero para Sergio Flores que desde que se abre de capa, deja ver su personalísimo estilo, el toro apenas es picado provoca un tumbó en el del castoreño

Ya con la sarga en derroche de torería, lo lleva a los medios, ahí lo cita, trayéndolo templadito y mandando para conseguir emocionar al tendido, con derechazos que remata con el de pecho, barriéndole los lomos y si esto fue por la diestra, al cambiarse la muleta a la mano de cobrar, el diestro derrocha oficio, porfía llegando a gustar y gustarse en una tanda que también es rematada con un pase de pecho, de pitón a rabo.

A ese astado Flores le ha toreado con maestría, así es como lo pudo meter en vereda y de no ser por un par de pinchazos y que pudo matar en un tercer viaje, habría cosechado al menos un apéndice.

Palmas en el arrastre.

Al tercero en el orden de lidia, José Mauricio lo saluda toreando con suavidad en una serie de verónicas de seda, bien rematada con la media verónica y después con estético delantales.

 En un gran gesto, José Mauricio le brinda la muerte del Toro a su cuadrilla

El diestro capitalino inicia su trasteo por diestra llevando al burel a los medios de la plaza, ahí torea por naturales que le resultan muy reunidos, templados que le son corneados rabiosamente por el respetable

Termina toreando por alto, se tira a matar señalando un pinchazo, en el segundo intento mete tres cuartos de acero.

El que cerró plaza, fue el del triunfo grande.

Lo que Sergio hace con el capote es obra de un gran artista pero, con la muleta cuaja una faena en la que el termina convenciendo a la concurrencia una faena variada pero, siempre en la línea del arte, al astado de nombre Colibrí le toreo a placer, derechazos, naturales, en redondo, remates y el astado embistió con mucha calidad; cuando parecía que aún le quedaba cuerda al astado, Sergio se perfiló a matar, sin irse tras el acero, dado que comenzó la petición de indulto y el juez con una velocidad increíble, otorgó el indulto.

Es de señalar que, si bien es cierto que el indulto ha sido celebrado por el grueso del público, entre los círculos taurinos se ha cuestionado más allá de lo merecido o no, la rapidez con la que el juez mostró el pañuelo para indultar a “Colibrí” que habrá de regresar al campo bravo de Jiquipilco a padrear en la ganadería de Caparica que, con esta suma otro triunfo para la dehesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *