Liliana Gollás se encuentra en indefensión por parte de Morena y exige apoyo

*Redacción Diario Evolución*

Foto: Captura de pantalla.

Este día la diputada Liliana Gollás Trejo desmintió que su partido político, Morena y el líder de su grupo parlamentario se hayan puesto en contacto con ella; subrayó que hasta el momento no ha recibido apoyo psicológico ni político, ni de ninguna organización. Esto surge luego de que la funcionaria denunciara que el pasado 31 de julio fue víctima de la inseguridad, donde unos sujetos a base de engaños ingresaron a su domicilio y junto con su pareja, fueron amagados, únicamente para despojarla de su celular, tablet y computadora, instrumentos que contienen información personal y de trabajo; Gollás Trejo, insiste, no cuenta con el apoyo del líder de su bancada y se encuentra “en estado de indefensión”.

Durante una entrevista que brindó a medios de información, pidió ayuda para presionar a su coordinador, Maurilio Hernández, con el objetivo de que le atienda las llamadas, argumentó que al día de hoy ella por sus propios medios acudió a la Fiscalía de Naucalpan a hacer la denuncia pertinente, con pruebas, el mismo día de la agresión y que mediante sus abogados y autoridades que llevan su investigación le está dando seguimiento a su caso.

Reprochó que Morena la deje en indefensión y reiteró teme por su vida y la de su familia, de la cual se mantiene alejada como un método de seguridad. Hizo hincapié y responsabilizó al Suteym Naucalpan de lo que le pueda pasar tanto a a ella como a sus familiares, incluso hizo un llamado al Gobierno del Estado “para que le ponga un alto a su gente”.

Al ser cuestionada sobre qué autoridades se han puesto en comunicación con ella, respondió que la propia Fiscalía se ha comunicado con ella, recibió dos llamadas telefónicas por parte del fiscal general estatal, Alejandro Gómez, de la alcaldesa Patricia Durán, Isaac Montoya, en su calidad de coordinador y los diputados Max Correa y Berenice Medrano. “De ahí en fuera ni siquiera por cortesía Derechos Humanos”, sostuvo al argumentar que como perdió sus contactos le es difícil ponerse en comunicación con ellos pero que sus superiores sí cuentan con todos los medios para contactarla y no lo han hecho.

Finalmente, reiteró pide apoyo y ayuda de su grupo parlamentario, pues cree que debería haber una hermandad, tanto política como social y laboral, para que ella pueda desempeñar sus funciones con tranquilidad, ya que al momento no asiste a las sesiones, todo es por vía Zoom porque teme por su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *