Proceso interno de Morena: la imagen de López Obrador

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), es una organización creada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, por conveniencia política sin reglas claras. Sus principales cuadros con orígenes políticos en el PRI, con el enriquecimiento del PRD, el PAN y otros partidos. Por eso no debe sorprender lo que se vivió en la jornada del proceso interno del pasado domingo. Se han convertido en lo que más odian.

Morena está hecha a imagen y semejanza del presidente de la República, es un movimiento no un partido profesional; viven en un dilema, ser una base social con un líder o un partido preso de los grupos políticos, como cualquier otro; su proceso interno dejó mucho que desear, fue una competencia por ver quién violaba más la ley. Organizar un proceso interno requiere de reglas mínimas, no es solo levantar el dedo como en las encuestas de su líder en el Zócalo de la Ciudad de México.

Los orígenes políticos de sus principales cuadros los llevó a caer en la compra, coacción y acarreo del voto, todo lo que su líder critica del PRI, partido que lo vio nacer; los participantes embarazaron urnas al más viejo estilo de los años setentas, compraron votos hasta en mil pesos, amenazaron a la población con quitarle programas sociales si no votaban por cierto personaje.

Organizar elecciones no es fácil, por eso no se entiende su intención de desaparecer el INE, solo por venganza política. Las anomalías del proceso derivan de no respetar la ley, no tener principios, pero solo siguen la línea de su líder quien se cree moralmente superior a todos, pero no le gusta respetar la ley ni las instituciones oficiales. Su palabra es la ley.

Con este tipo de comportamientos, Morena demuestra que no tienen identidad propia, a final de cuentas son igualitos al PRI o los demás partidos, al hacer lo que sea necesario para ganar el poder, sin importar mentir, robar o traicionar. Si Morena quiere demostrar que es diferente, una medida drástica es anular su proceso interno y, dejar que el árbitro electoral, ese que tanto odian, se lo organice.

Pero si los demás partidos se creen moralmente superiores, no tienen nada que criticar, son iguales y en el pasado han hecho de todo para ganar el poder, no tienen la calidad moral para criticar. Incluso, el INE es culpable por dejar sin castigo todas las prácticas tramposas de los partidos políticos.

Lo malo es que La Mayoría Silenciosa es parte de ese proceso vergonzoso, al ser utilizada por los partidos para votar a cambio de prebendas, se entiende que hay necesidad, pero si seguimos por ese camino nunca vamos a salir del tercer mundo.

Alcaldesa de Temoaya deja en claro su militancia en Morena

La desbandada del Partido del Trabajo no para, ahora fue la presidente municipal del Temoaya, Nelly Brígida Rivera Sánchez, a quien le proporcionaron el logo para reelegirse, quien pinta su raya del desorganizado y mal dirigido PT. Anotada en el proceso interno del distrito 40, la alcaldesa se levantó con el primer lugar para ser consejera de Morena y, con ello, dejar en claro su militancia partidista.

Sin duda el PT sigue fungiendo como prestanombre, su logo solo es utilizado para las aspiraciones de personas que necesitan llegar al poder, a cambio de otorgar un beneficio para sus líderes ya sean regionales o estatales.

El Partido del Trabajo ha fracasado en su intento de generar cuadros, los que acceden a cargos de elección popular son los mismos de siempre, ante ello, los pocos militantes que confiaron en el PT se han ido poco a poco, la franquicia que encabeza Óscar González Yáñez se agotó en el Estado de México, solo es cuestión de tiempo para que pierdan el registro.

GAP se proclama ganador de congresistas distritales de Morena

El Grupo de Acción Política que encabeza Higinio Martínez en el Estado de México, se proclamó ganador de la contienda política del pasado domingo, al asegurar que obtuvieron el 50 por ciento de los consejeros distritales y, con ello, la fuerza suficiente para impulsar al próximo líder estatal de Morena.

La sorpresa de acuerdo con las cifras del GAP la dio Alejandro Peña líder de los Obradoristas, que se quedó con 70 consejeros y la segunda fuerza; así como el adjetivo que le da a Horacio Duarte como líder de grupo minoritario, al igual que Juan Hugo de la Rosa, Daniel Serrano, Fernando Vilchis, Pedro Zenteno y Emilio Ulloa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.