Tras destrozar el Centro de Salud Temoaya, feministas desvirtúan lucha antifeminicidio

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: Cortesía.
Este domingo amanecen pintas y cristales rotos, ante recriminaciones vecinales de “¿qué culpa tiene nuestra clínica?” y de sugerir “protestar en otro lado” del municipio, donde la familia de Perla Beatriz se desmarca de la marcha.

Los grupos feministas que protestaron contra el asesinato de la joven Perla Beatriz no sólo desvirtuaron esa lucha, sino que excedieron límites al causar destrozos en el Centro de Salud Temoaya, sitio ajeno al problema de inseguridad y cuyo personal atiende a mujeres de escasos recursos económicos.

Este domingo, la clínica amaneció con pintas y consignas en sus muros exteriores, donde se podía leer “Temoaya feminicida”, “primera advertencia”, “justicia para Perla” e incluso palabras altisonantes, además de cristales rotos en acceso y ventanas, y destrozos de mobiliario en los interiores.

Vecinos de la zona indicaron que el recinto de salud es ajeno a toda esta problemática, en especial porque se enfoca en la atención a la población, entre la que se encuentran hombres y mujeres de raíces indígenas de la cabecera municipal y comunidades, quienes requieren estos servicios para sus familias.

“Si querían protestar hubieran ido a la casa de la presidenta municipal [Nelly Rivera Sánchez] o con la familia del supuesto culpable. ¿Qué culpa tiene nuestra comunidad de que le frieguen (dañen) la clínica? Eso sólo genera más violencia y según ‘esto quieren evitar’ estas muchachitas”, recriminó una vecina.

Un recuento de información de Diario Evolución establece que la familia de Perla se desmarcó de esta protesta, tras indicar que la convocatoria provino de un colectivo feminista en redes sociales. Aunque no lo mencionaron, los destrozos a la alcaldía y Centro de Salud los causaron aquellas féminas.

“Con mucho trabajo nos dan recursos para tener centros de salud dignos. No se vale que vengan y lo echen todo a perder, porque más allá de pedir que se haga justicia por la chica Perla, lo que hacen es destruir por su cuenta, sin importar a quien afecten”, refirió una trabajadora del área de salud.

Un hombre llamado Roberto, quien observa comentarios en redes sociales, indicó que una nota fue calificada de “parcial” y de “falta de ética” por no “aplaudir” a las inconformes, aunque esas opiniones no importan porque provienen de “extranjeros ajenos”, sobre todo de un venezolano de Otzolotepec.

“Estas chicas suelen decir que ‘nos importa más un edificio que un feminicidio’, pero las cosas no son así; a todos nos duele un delito, más cuando toca en nuestro pueblo. Afectar monumentos o edificios ¿en qué ayuda? En nada, al contrario, sólo logran que las juzguen o repriman”, añadió el hombre.

Los daños volantearon el objetivo de exigir justicia por parte de Juana Pedraza, madre de la médico otzolotepense Jessica Sevilla, fallecida en 2017; Eleocadia Bermúdez, mamá de Pamela, joven asesinada en 2020; y Perla Beatriz, ultimada en octubre pasado, todas con sus agresores prófugos de la justicia.

Galería:

Foto: Cortesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *