Alcaldesa de Almoloya del Río recurre a intimidación y represión contra vecinos

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: Especial.

**Quienes se oponen a la obra del drenaje ecocida en la laguna exigen ante notario su destitución, pero son fotografiados por extraños y demandados por Leticia Flores ante el MP**

Con la presión del gobierno estatal por encima, la alcaldesa de Almoloya del Río, Leticia Flores Martínez, recurrió a la intimidación y represión contra habitantes, al denunciar a varios ante el Ministerio Público y amagar al pueblo con presencia de la policía estatal y de la Guardia Nacional.

La acción responde a una asamblea general convocada ayer por la propia edil, cuya destitución fue exigida por vecinos tras permitir una obra ecocida de la Comisión de la Cuenca del Río Lerma, que busca descargar drenaje de 13 municipios en la laguna Chignahuapan.

Información de moradores girada a Diario Evolución indica que este martes no fue tomada la presidencia, donde sólo hay presencia de ciudadanos al frente, con el fin de no permitir el acceso de trabajadores, aunque esta mañana la alcaldesa intentó ingresar por la fuerza.

Flores Martínez, señalada por solicitar 63 millones de pesos, millón y medio para el Ayuntamiento y dos camionetas de modelo reciente al encargado de obra, no abrió la presidencia el viernes pasado, sábado e inclusive ayer, cuando no había presencia de los pobladores.

“Ya se pidió su renuncia, pero está aferrada y no entiende. Viernes, sábado y ayer (lunes) no abrió la presidencia, y hoy (martes) ‘como sin nada’ ya quiere meterse a trabajar, entonces el pueblo ya no la quiere”, recriminó una de las pobladoras presentes en la asamblea.

Durante esa junta celebrada en el auditorio municipal se reunió la mayoría del pueblo, al grado que muchos quedaron en el exterior, pero en voz unísona exigieron la destitución de Leticia Flores ante el notario, Miguel Ángel Gutiérrez Montero, quien certificó toda la asamblea.

Habitantes aclararon que el notario dio fe del estado de las cerraduras de palacio, donde ninguna chapa fue violada ni ningún cristal dañado, tras recorrer Casa de Cultura, presidencia, oficinas de regidores y salón del pueblo, aspectos evidenciados a través de fotografías.

Aun cuando el notario certificó la petición de destitución y el cierre de palacio por parte de la población, este martes se reabrió el recinto con distintas formas de amago a los inconformes, quienes son fotografiados por tipos “malencarados” enviados por el ayuntamiento.

“Esto ya está sobrepasando limites, ahorita ya mandaron traer a policías estatales y a la Guardia Nacional, otra vez con el fin de reprimir al pueblo. También nos dijeron que (la presidenta) solicitó seguridad al Estado Mayor”, enfatizó un vecino.

Apenas el viernes pasado, la presidenta interpuso una denuncia ante el MP, con el propósito de intimidar a quienes se oponen a la obra, por ello, en acta de asamblea, se asentó cualquier suceso contra los habitantes “será responsabilidad de la ex presidenta y ayuntamiento”.

Los almoloyenses no permitirán arbitrariedades y perjuicios al municipio, de ahí la importancia de su unión como pueblo en beneficio de sus familias, aunque saben que la Comisión de la Cuenca del gobierno estatal aplicaría represión, como lo hace en San Francisco Xochicuatla.

Foto: Especial.
Filed in: Municipios, Nacionales, Política, Portada, Reportaje, Seguridad

You might like:

En Xonacatlán apuntalan cuatro ríos contra aluviones e inundaciones En Xonacatlán apuntalan cuatro ríos contra aluviones e inundaciones
Inicia Toluca colocación de sellos de certificación de negocio seguro Inicia Toluca colocación de sellos de certificación de negocio seguro
Impermeabilizan escuelas de Ixtapaluca para evitar daños por lluvias Impermeabilizan escuelas de Ixtapaluca para evitar daños por lluvias
Toluca se posiciona como segundo lugar en defunciones por COVID-19 Toluca se posiciona como segundo lugar en defunciones por COVID-19

Leave a Reply

Submit Comment

© Copyright 2020 | Todos los derechos reservados. Diario Evolución.

Sitio desarrollado por CGM Agencia.