lunes, febrero 26, 2024
Opinión

Entre modismos y refran

*Redacción Diario Evolución*

Foto: Diario Evolución.

Al pueblo, pan y circo

En vísperas de los festejos de fin de año, siendo el próximo el Día de Muertos, con mucho significado cultural para los mexicanos, varios de los presidentes municipales del Estado de México se pusieron truchas y parece que entraron a un concurso para ver quién es el que más promueve los festivales de temporada con artistas de gran peso, a los cuales la ciudadanía no se pueda resistir.

Uno de ellos fue el edil de Toluca, Raymundo Martínez, quien se preocupó más por conformar un cartel llamativo con la Banda MS, La Maldita Vecindad, Aleks Syntek, la Sonora Dinamita y la Sonora Santanera (estos dos últimos controversiales por dudarse si son los originales), pero aún con eso, super jaladores de toda la banda toluqueña.

Y es que Raymundo aplica bien el dicho de que al pueblo, pan y circo, porque al día no hace el menor de los intentos por bachear las principales calles de la capital mexiquense, es más, ni sus luces de que responda a esa repetitiva, constante y frecuente petición de la población de Toluca.

Así como Raymundo, muchos otros municipios vecinos y no tan cercanos, cuyos alcaldes en vez de ponerse las pilas andan derrochando el dinero que bien podrían administrar para cambios reales y benéficos en sus municipios, sobre todo en el tema de educación y deporte.

Candil en la calle, oscuridad en su casa

La situación de migración es un tema sin fin, México es uno de los países que más promete y nada cumple, pero eso sí, para obedecer a Estados Unidos hasta corre y no pone pretextos. Resulta que el Gobierno Federal ofreció ayuda a los migrantes venezolanos expulsados del país vecino, solo si estos deciden quedarse y no regresar a Venezuela.

Pero parece que al Gobierno de México ya se le olvidó que esa misma ayuda la ofreció a los haitianos, guatemaltecos y salvadoreños, y ni se diga de los mexicanos, quienes también están en la misma situación, en México cada día hay más pobres. Sin duda el presidente si aplica, la de candil en la calle, oscuridad en su casa.

Hasta parece telenovela

“Una novela nuestra vida siempre fue, nunca supiste mis ternuras comprender”; tal cual Los Acosta predijeron, ocurre en el PRD, en el estira y afloja para quedarse con la dirigencia estatal del partido, Agustín Barrera, Omar Ortega y Javier Rivera por un lado y, por el otro, Cristian Campuzano y Eduardo Neri. Cristian Campuzano, nos regalan otro capítulo de esta novela que lleva más de un año, pero que ya no entretiene, ni llama la atención siquiera de los propios perredistas, vamos, que se hacen del rogar los unos y los otros para dejar el pleito casero y atender a su partido para fortalecerlo, si de por sí, es un partido que anda por la calle de la amargura, ahora con este nuevo pleito en dónde demandan a Campuzano por uso indebido de recursos. La novela se vuelve un cuento de nunca acabar.

Se hacen del rogar

Y los que literalmente se hacen del rogar son algunos de los diputados del PRI, empezando por el portero de lujo de la Legislatura que abre y cierra puertas ‘amablemente’ a quien quiere entrevistarlo, las enseñanzas del coordinador de los priistas han contagiado al presidente de la Comisión de Salud, y a las que llegaron de la Secretaría de las Mujeres y del Instituto Mexiquense de la Juventud o como la diputada que debe atender Almoloya, cuales divas se niegan a responder los cuestionamientos del gremio, ¿A qué le tienen miedo?, ¡A responder sobre los temas que deben atender!, ¡A los temas que recién hablan en sus Comisiones!, ¡A no saber de qué hablan sus pocas iniciativas en el pleno!, porque de eso se les va a preguntar, ya que no tienen las tablas para resolver temas sustantivos, o por lo menos no se nota en la tribuna, y menos dentro de su partido, les aseguro, que quien se hace del rogar, no definirá el destino del PRI, ni del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *