martes, mayo 21, 2024
MunicipiosPortada

La muerte de Lupita exhibe desatención de PC, crudos momentos y dolor, en Gualupita

José Ángel Gutiérrez López. 

Allegados cuentan a Diario Evolución que pudo salvar a su bebé tras la caída de un letrero de concreto en su cabeza por el sismo, pero Protección Civil Tianguistenco no llegó y fue llevada en una camioneta de trafitambos a la clínica.

María Guadalupe Vázquez Ayón falleció a causa del sismo y no figuró en la lista de decesos del gobierno estatal, pero está presente en el poblado de Gualupita, en Santiago Tianguistenco, debido a la nula atención de los cuerpos de emergencia y porque llevó consigo la vida de su bebé.

Allegados a la mujer, de 38 años de edad, atestiguaron la nula atención de la Unidad de Protección Civil y Bomberos Tianguistenco que dirige Miguel Marcial Jiménez, así como el calvario sufrido tras el impacto en su cabeza de un letrero de concreto de la escuela primaria Carlos Hank González.

A 13 días de su fallecimiento, amigos de Lupita sospechan que el bebé se pudo salvar tras el percance, ya que se notaba el movimiento en el vientre de la víctima, sin embargo, los PC Tianguistenco nunca llegaron y esto fue un factor limitante.

Lupita se hallaba frente al colegio, en calle Vicente Guerrero, donde aguardaba por la salida de un sobrino, cuando sobrevino el sismo que ocasionó la caída de la razón social en su cabeza, así como en dos personas más que se hallaban en el lugar.

Conocidos del autor de esa nota supieron que visitó la comunidad de Guadalupe Yancuictlapan, mejor conocida como Gualupita, por ello se acercaron a narrar lo que atestiguaron al filo de las 13:15 horas del día 19, cuando sobrevino el temblor de 7.1 grados en escala de Richter.

“Fue muy triste ver cómo pasó todo, bien rápido. No alcanzó a quitarse cuando cayó el letrero que está sobre la marquesina de la entrada. Los ladrillos le partieron la cabeza, y todavía se movía; su mamá la tomó en brazos y le decía: ‘¿mamá qué me está pasando? ¿mamá qué tengo?’.

Los minutos asemejaron una larga espera por alguna unidad de rescate, pero esta nunca llegó; por el contrario, arribó personal de bomberos del vecino municipio de Capulhuac, a bordo de una camioneta tipo pick up con asientos centrales metálicos en la batea, en la que fue trasladada a una clínica.

Vázquez Ayón, quien estaba a ocho días de dar a luz, fue trasladada a la clínica Londres de Capulhuac, donde falleció a pesar de los esfuerzos de los médicos.

“Cuando la vimos pasar ahí por los frontones (en el límite triangulado de Capulhuac y Tianguistenco cabecera municipal, a unos dos minutos de la clínica) se iba moviendo en esos asientos que van al centro de esas camionetas, se veía desde donde estábamos, pero pues esas camionetas son para señales de tránsito, trafitambos y esas cosas, no para personas”, contó otro testigo.

Otro testigo comentó que las televisoras que acudieron el lugar mostraron la barda de adobe de un domicilio ubicado frente a la primaria como “la pared que cayó de la escuela”, pero en realidad nadie mostró los escombros bajo la marquesina.

Mientras ayer le fue llevaba la cruz de mármol a María Guadalupe como parte del ritual post-sepelio, otra persona identificada como Lilia Vega Reyes continúa lesionada, así como otra más sin identificación oriunda de La Magdalena Los Reyes, precisamente la comunidad donde una escuela será demolida.

Diario Evolución intentó entrevistar a María del Rocío Villanueva, la directora del plantel Carlos Hank, pero se negó a emitir declaraciones, salvo de la escuela, en la que todavía no habrá clases por daños a un salón de la primera planta, así como otros del segundo nivel.

Y ahí, cerca de la escuela, en un domicilio de calle Ignacio Allende, a unos metros del río Santiago, un moño de luto está frente a la casa de la familia, donde se realizó la ceremonia de los nueve días, que en realidad son 13 desde la tragedia que se consumó por el fenómeno natural y por la desatención de los cuerpos de emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *