Se triplica número de observadores electorales; muchos son militantes

Alberto Dzib.

Denuncian organizaciones civiles que partidos, en contienda por gobierno del Edoméx, han inflado el número de observadores electorales a modo; les exigen abstenerse de “prostituir” dicha figura.

A casi dos semanas de que se desarrolle la elección para la gubernatura del Estado de México, las organizaciones civiles, que integran el observatorio electoral, denunciaron que, sin excepción, los partidos en contienda han mermado la figura del observador ciudadano; puesto que, la cifra de ciudadanos que cumplirán con esta tarea, el 4 de junio, se triplicó, en contraste con las pasadas elecciones y muchos de ellos son militantes de los institutos políticos.

La presidenta de la Fundación Movimiento por la Certidumbre (MOCE), Mariana Vega Haro, indicó que la problemática, con este comportamiento, tiene que ver con que ahora, un buen porcentaje de quienes observarán el desarrollo de la jornada electoral, tendrán una presencia a modo para cada partido, y entonces, la labor de denuncia, ante delitos electorales, que fundamentalmente cumplen los observadores ciudadanos, quedará de lado, en cientos casillas.

A nombre de las otras 6 organizaciones, que participan en esta labor, comentó que se están realizando informes sobre los observadores ya certificados ante el INE, que serían contratados por algún partido, para actuar en su favor, a fin de realizar las denuncias correspondientes; pero, mientras ello sucede, exigió a los partidos abstenerse de estas prácticas, que dijo: prostituyen la labor del observador.

“En este caso, sí les queremos exigir a los partidos políticos, no solamente que saquen las manos de la guerra, que están teniendo entre sí, sino que saquen las manos de la observación electoral, que dejen intacta a la observación electoral”.

Los representantes de las organizaciones de Derechos Humanos de Chiapas, Eco Ciudadanía del Futuro y Los Dos Méxicos, señalaron que el temor de los partidos, sobre los observadores, radica con que su presencia complica la compra del voto, embarazo de urnas u otras prácticas que llevan a cabo para incrementar sus números.

Acusaron que ya en otras elecciones a los observadores reclutados, por las asociaciones que participan de manera seria en esta labor, los han comprado con cantidades de mil a 3 mil pesos, para que sean omisos o no participen en su tarea.

No obstante, aseguraron que mantendrán firme su labor por transparentar la elección y dignificar al observador electoral, enunciando cualquier anomalía que se registre el próximo 4 de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *