Acuacultores de Otzolotepec criarán 75 mil carpas para consumo y economía

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez.
Productores de siete comunidades recibieron las crías y las depositaron en charcas y estanques, donde esperan pescar y/o cultivar ejemplares comestibles al cabo de ocho meses.

Expectantes de generar organismos de 300 o más gramos al cabo de un proceso de maduración, acuacultores de Otzolotepec criarán 75 mil carpas, con la premisa de proyectar esta actividad económica a la par de la horticultura y agricultura, ambas emblemáticas del municipio.

Las crías provenientes de la Dirección General de Acuacultura, perteneciente a la Secretaría del Campo, llegaron hoy a productores de siete comunidades en un predio de barrio Dos Caminos, donde se ubica uno de los estanques de mayor capacidad para los peces comestibles.

Rodolfo Alvarado Medina, coordinador municipal de Fomento Agropecuario, especificó que un objetivo de esta entrega es propiciar entre productores la ocupación de los cuerpos de agua existentes en sus predios, especialmente en las áreas acuíferas por naturaleza.

La otra misión, la más elemental, es generar ejemplares de carpa de alrededor de 300 gramos, del tamaño preciso para el consumo familiar, aunque en caso de remanentes queda la posibilidad de vender el producto para generar más economía entre los involucrados.

En tal sentido, José Saladino Rosas, director municipal de Desarrollo Económico, indicó que la intención es incrementar la cifra de productores y detonar más recursos para llevar al círculo familiar por medio de la acuacultura, medio diferente para hacer frente a la pandemia.

Otzolotepec es conocido por sus artesanías, cultura y tradiciones, aunque en el sector primario destaca por su cultivo de maíz, así como de hortalizas de invernadero y de cielo abierto, aunque ahora hay la pretensión de darlo a conocer por la actividad acuícola.

“Es una alternativa a productores del sector primario, la cría de peces sin litoral, esta actividad de acuicultura es importante, porque no sólo hay productores de hortalizas y otros cultivos. Por ello se hace la gestión para que esto llegue a los acuacultores”, dijo Alvarado Medina.

En esta ocasión se entregaron crías a personas de siete comunidades, entre las que figuran La Y, Dos Caminos y Villa Seca, cuyos propietarios de charcas y estanques tendrán un plazo de ocho meses para pescar y/o cultivar las carpas listas para la mesa y el paladar.

Galería:

Foto: José Ángel Gutiérrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *