Entre modismos y refranes

*Redacción Diario Evolución*

Foto: Diario Evolución.

No se pueden pedir peras al olmo

México ha sido uno de los escenarios más violentos para ejercer el periodismo, comunicadores han sido perserguidos por grupos políticos y criminales, tratando de callar la libre expresión siempre a su conveniencia, caso reciente y que pone en focos rojos una próxima era de violencia y persecución, es el de las amenazas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en contra de una periodista mexicana y de los medios Milenio, El Universal y Televisa.

Quienes han solicitado al gobierno de Andrés Manuel López garantizar la protección a este sector no pueden pedir peras al olmo, pues en lo que va de su sexenio el mismo presidente se ha ido en contra del gremio, y si los periodistas dicen algo que al él no le gusta, incluso creó la sección de desmentir noticias, ocasionando más confusión en la población, pero esperemos que en esta ocasión cumpla porque de no ser así y que el Cártel criminal cumpla su amenaza, México será un mar rojo.

Hay que reconocer que este problema viene desde mucho tiempo atrás, no se pueden pedir peras al olmo, porque al parecer ni este Gobierno ni los que vienen podrán poner un alto a la inseguridad que se vive.

Más vale aquí corrió que aquí quedó

Así el legislador petista Mauricio Toledo, luego de que evidentemente se le aplicará el desafuero, el movimiento rápido es pedir licencia para evadir su situación jurídica.

Más vale aquí corrió que aquí quedó; a pesar de que se le acusa de enriquecimiento ilícito durante su gestión como delegado en Coyoacán, insiste en que los señalamientos son falsos y acusa persecución política.

Esperemos que aún con licencia, la ley proceda como debe ser y sea castigado, ya que al parecer, Saúl Huerta, con todo y acusaciones de violar a menores de edad, está logrando evadir.

Prometieron la luna y las estrellas

Dicen los petistas que los militantes que han abandonado sus filas prometieron la luna y las estrellas a Morena, por eso andan muy activos tratando de convencer a sus excompañeros para que se vayan con ellos y así cumplir la cuota que les exigieron.

El problema es que muchos de ellos son garbanzos de a libra y no han logrado ganar ni un municipio solos, y los puestos que les han ofrecido son pequeños en comparación con el trato que les daban en el PT.

Con melón o con sandía

Roberto Bautista, alcalde electo de Tenango del Valle no sabe con quién jalar, si con melón o con sandía, y es que Morena se acercó para hablarle al oído, prometen que será la catedral, pero tomando la experiencia del alcalde actual, no llegará ni a capilla.

Al igual que a Roberto en su momento, Pablo Ivan Guadarrama fue presionado por América Rivera para dejar las filas del PT con la promesa de mayores recursos y obras, pero ninguna de las dos cosas fue cumplida. Si no quiere reflejarse en el mismo espejo, será mejor que cheque sus lealtades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *