Caída Libre

*Víctor Yáñez*

Foto: Especial.

Rumbo a la gubernatura. A 11 meses de los comicios.

Lunes 4 de julio de 2022, exactamente estamos a 11 meses de los comicios del 2023 para renovar el Poder Ejecutivo mexiquense. Hay un Instituto Electoral del Estado de México renovado, que por cierto está estrenando presidenta, bajo la batuta de Amalia Pulido.

A 11 meses de las elecciones históricas para el Estado de México, todavía hay quienes (muchos) piensan que el gobernador Alfredo del Mazo no tiene autoridad moral para “calmar” los ánimos de los aspirantes a sucederlo.

Hubo quienes se quisieron salir del huacal, pero no les quedó de otra que regresar al redil como niño de 3 años, regañado y sin derecho a ver en la TV su caricatura favorita.

Si bien los tiempos del gobernador se han modificado, porque ya no se le rinde pleitesía al mandatario en turno como solía ser. Hoy, producto de la alta efervescencia política que registra el Estado de México, aunado a la gran inquietud en las filas del Movimiento de Regeneración Nacional, el tributo al gobernador se ha ido perdiendo.

Pero hay que tener claro algo. Alfredo del Mazo lo ha dicho fuerte y quedito, en el tema de sucesión, él, como primer priista, tendrá la última palabra, le cuadre a quien le cuadre. Si no es así, solamente hay que voltear a su alrededor, y de todos es sabido que solamente hay dos aspirantes con la fuerza suficiente para hacer frente a los partidos de “izquierda” en la lucha por la gubernatura.

Por el bando de las mujeres, está Alejandra del Moral, hoy secretaria de Desarrollo Social, a quien el gobernador le da su empujón en cada oportunidad que tiene cuando se reúne con las mujeres para entregar “Salario Rosa”.

Y qué decir de los espectaculares que han invadido el Estado de México, con el lema: es tiempo de las mujeres.

Por el otro, el de los hombres. Aparece Eric Sevilla Montes de Oca, hoy con la casaca de presidente del PRI. Él es el único que tiene, autorizados por el IEEM, decenas de espectaculares con la figura de un líder fuerte y rejuvenecido. Fácil en las fotos de los espectaculares se puede observar que al buen Eric (Sevilla) le quitaron como unos 20 años aproximadamente.

En un hecho que Sevilla Montes de Oca está abanderando las causas de los casi 18 millones de mexiquenses con la anuencia del primer priista.

Es más, es tan determinante la decisión del gobernador que el tema de la sucesión se ha trasladado a las reuniones de gabinete con los secretarios, donde a la gran mayoría ya les quedó claro que la última palabra, llegado el momento de elegir candidato (ya sea hombre o mujer), esa la tendrá Alfredo del Mazo.

Aunque hay quienes piensan que Enrique Peña Nieto, expresidente de México, tiene la decisión final, por eso Laura Barrera Fortoul, hoy diputada federal, sigue su periplo por los 125 municipios del Estado de México, haciendo reuniones, platicando con los actores políticos, con líderes regionales. Hasta el día hoy, nadie le ha llamado la atención a Laura Barrera, ni le han llamado por celular para que pare sus reuniones, al contrario, la han dejado correr. Sin embargo, en sus recorridos, no se observa la presencia de líderes naturales de las comunidades o de municipios de suma importancia.

¿Cuántas semanas más va a aguantar Laura Barrera con estos recorridos y encuentros con simpatizantes del PRI? Las preguntas son: ¿realmente se ha generado un respaldo abierto de la militancia hacia la diputada?, ¿Laura Barrera figura en las encuestas que han elaborado las casas encuestadoras en las últimas semanas? Por eso la duda.

Además de ella (Laura Barrera), está Ana Lilia Herrera, quien ha incrementado su presencia en redes con documentales sobre su vida diaria, con recetas de cocina y promoviendo el respeto de los derechos humanos de las mujeres, a través del colectivo 50+1.

En una palabra, la también diputada federal, quien ya se declaró firme aspirante de su partido, el Revolucionario Institucional, a la candidatura a la gubernatura para el 2023 se ha metido a las redes sociales a fin de calar hondo, para que la vean en la dirigencia, tanto estatal como nacional, con amplio arrastre.

El caso de Ana Lilia Herrera se asemeja a los eventos que recientemente organizó el senador de la República, Higinio Martínez (Morena). Él no es priista, sino un político de izquierda.

Cada uno desde su trinchera busca ser candidato a la gubernatura, pero con coincidencias similares en sus proyectos. Son políticos de probada capacidad y trayectoria, aunado al “arrastre político” entre la militancia, pero con muy poca aceptación entre los líderes de ambas agrupaciones políticas.

Por eso, la decisión, tanto en el PRI, como en Morena, no va enfocada a políticos de amplia experiencia, como ya se demostró, sino que sus intenciones, son otras. Ya en unos cuantos meses se sabrá quienes serán los elegidos.

Por lo pronto, a Morena se le empieza a hacer “bolas el engrudo”. La convocatoria para elegir responsable de los Comités en Defensa de la 4T se ha pospuesto. Qué paso, nadie lo sabe, Solamente Mario Delgado, dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional. Hay que darle más tiempo.

Galería:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.