Con sazón y ritos otomíes, Xonacatlán y Temoaya presumen su gastronomía

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez.

En una jornada engalanada por los ritos de la cultura otomí, los municipios de Xonacatlán y Temoaya animaron el 3er Concurso Gastronómico de Comida Indígena, con una amalgama de aromas y sazón hogareño en recetas de platillos heredados a través de las generaciones.

Chilacayote en pipián con carne de cerdo, mole de olla con pulque y carne de cerdo en vinagreras con salsa roja, fueron parte de los guisos que presentaron mujeres de ambas demarcaciones, en el certamen celebrado en la explanada cívica de la capital del peluche.

“Se ha perdido lo gastronómico, ya que la mayoría de los supermercados nos ofrecen comidas enlatadas y ahora se trata de recobrar aspectos de nuestra salud, rescatando al campo y la lengua otomí.”, destacó Anastasia González Ramírez, gestora del concurso.

El acontecimiento comenzó con la ceremonia otomí a cargo de Gualterio Ramírez Luisa, jefe supremo de la etnia otomí, quien mediante el copal y la petición por mejores cosechas hizo girar a las autoridades municipales y participantes hacia los cuatro puntos cardinales.

Posteriormente funcionarios locales recorrieron los distintos stands para degustar de los platillos tradicionales, entre los que sobresalió el citado pipián de doña María Joaquina Maximino Bermúdez, quien refirió a Diario Evolución que tal comida gusta mucho a los otomíes.

Otros guisos fueron los corazones hervidos y guisados, así como trébol cocido al vapor, salsas de charal y roja convencional, sin faltar el batzi, los frijoles con nopales sazonados en salsa roja, pepita con flor de calabaza, huauzontle relleno y vinagreras con nopal, papas y charales.

“El pulque es una bebida ancestral y tradicional, no puede faltar en ninguno de los pueblos de Temoaya, y también está considerada como bebida curativa. El pulque también lo comercializan para generar recursos a los hogares.”, dijo Liliana Florentino, una de las participantes.

Precisamente la llamada “bebida de los dioses” asumió un rol importante en el concurso, ya que no sólo se presumió su obtención de manera natural con aguamiel pura y sin tratamientos, ya que también era un ingrediente de un peculiar mole de olla puesto en un stand.

Danzantes del grupo Danijiadi (Flor del Sol) de la comunidad de San Pedro Arriba, quinta sección, dieron folclor a la jornada con danzas otomíes, previo a la ceremonia de premiación, en la que se entregaron electrodomésticos y otros artículos a los ganadores del concurso.

Galería:

Filed in: Municipios, Portada Tags: , , , , ,

You might like:

En Temoaya, camionero causa choque y lesiones a mujer; lo persiguen y se fuga En Temoaya, camionero causa choque y lesiones a mujer; lo persiguen y se fuga
Danzas de Japón con sabor mexicano se  ganan al público en el Ñathö de Temoaya Danzas de Japón con sabor mexicano se ganan al público en el Ñathö de Temoaya
61 productores de Xonacatlán ofrecen calidad, armonía y árboles navideños 61 productores de Xonacatlán ofrecen calidad, armonía y árboles navideños
Llega a Toluca “Xonita”, la osa más grande del mundo Llega a Toluca “Xonita”, la osa más grande del mundo

Leave a Reply

Submit Comment

© Copyright 2020 | Todos los derechos reservados. Diario Evolución.

Sitio desarrollado por CGM Agencia.