sábado, mayo 18, 2024
MunicipiosNacionalesOpiniónPolíticaSeguridad

Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • “Golpe brutal al campo” y la economía mexiquense si el gobierno estatal y federal no le brinda apoyos en la contingencia. Urgen fertilizantes, semillas y alimento para sector pecuario: Edgar Castillo.
  • En este momento se incrementa el precio de los productos agropecuarios, después, lo peor puede ser una escasez de alimentos.
  • Inicia el ciclo primavera-verano y están a tiempo de salvar al único sector que ha brindado números positivos a la economía de la entidad.

No se trata de ser pesimista y tampoco de crear ideas negativas sobre la herencia que va a dejar la contingencia de salud por el COVID-19 en la economía del país y evidentemente del Estado de México, pero si no voltean a ver al sector primario, el que se encarga de mantener los mercados con comida, entonces se puede venir una afectación que será social y más difícil de controlar.

De acuerdo a Edgar Castillo, presidente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos o CNC del Estado de México, si no le brindan apoyos al campo, el golpe a la economía puede ser “brutal”.

Al menos el gobernador mexiquense, cuando dio a conocer el programa de apoyo al sector económico para enfrentar la contingencia por el coronavirus, tomó en cuenta al sector primario y dijo que se destinarán 300 millones de pesos para apoyar a los productores del campo para la compra de insumos, equipamiento, fertilizantes y canastas para el autoconsumo. Aunque parece poco.

Sin duda que en el papel se escuchó muy bien, lo malo es que su administración el año pasado no bajó recursos, algo que ya habíamos comentado en otro momento y de lo que se han quejado varios líderes campesinos.

Por eso los productores del campo esperan que los recursos se apliquen, pero en este momento que los necesitan porque es cuando inicia el ciclo primavera-verano, que es el más importante.

De acuerdo al cenecista Edgar Castillo, ya se ha tenido contacto con funcionarios del gobierno estatal para exponerles un programa de apoyo al campo en tiempos de contingencia. Y todo se sintetiza en dos puntos esenciales para los productores.

PETICIÓN AL GEM PARA ATENDER EL CAMPO EN TIEMPO DE CONTINGENCIA

Es importante que las diferentes instancias de gobierno entiendan que se requiere el apoyo en especie y no a través de créditos, porque en este momento y como se avecinan las cosas, los campesinos no tomarán ese riesgo debido a que no van a exponer lo que tienen para adquirir un préstamo que no van a poder pagar.

Para empezar requieren de fertilizante y semillas, pero de manera urgente y no los vales que les entregaron el año pasado, porque ahora deben aplicarlo a tiempo y por otro lado, apoyo para la compra de alimento que requiere el sector pecuario y el cual abarca desde ovinos, bovinos, cerdos y aves.

Estos son productos de primera necesidad en el sector primario, pero que debido al alto precio del dólar, estos insumos también han registrado alzas que han dejado a los campesinos sin recursos.

A grandes rasgos parece una fórmula sencilla que deberían entender; en el Estado de México de acuerdo al líder cenecista, existen alrededor de 650 mil productores que se dedican a una actividad de las 49 cadenas productivas.

En este momento, la crisis por la contingencia ya le pegó a uno de los principales alimentos que se consumen en el país y es el huevo; debido al alza del dólar, el precio del alimento se incrementó más allá de lo que podría absorber el productor.

Si antes de la contingencia el kilo de alimento para las aves costaba 6.50 pesos, ahora vale 25% más caro, al menos 8 pesos. Pero para una granja el alimento se compra en toneladas y entonces ya se habla de miles de pesos en pérdidas y es por ello que el precio se ha incrementado.

No se trata de ser pesimista, pero sí es necesario explicar la situación y lanzar una llamada de alerta por lo que puede pasar, porque estamos a tiempo de que el impacto sea menor.

PRIMERO INCREMENTO EN PRECIO DE PRODUCTOS AGROPECUARIOS, LUEGO PODRÍA VENIR UNA ESCASEZ.

El presidente de la CNC estatal comparó el efecto de la contingencia con un “tsunami”. En este momento se forma la ola, pero a los primeros que va a impactar es a la gente del campo, porque además es donde se encuentra la población más desprotegida.

Así, de inicio ya se empiezan a ver los primeros efectos negativos, el alza en algunos productos como el huevo y lo mismo va a pasar con la carne, los bovinos, ovinos, cerdos; con el alimento que se incrementa de precio. Pero también debemos tomar en cuenta que algunos rastros por disposiciones sanitarias tienen que disminuir su actividad o cerrarlos.

También provocará en un primer momento incremento en los precios, pero después si no se reactiva de inmediato el sector y en lo que se empiezan a recuperar puede venir un momento que el aumento de precios se puede convertir en escasez.

Es momento en que las diferentes instancias de gobierno tienen que apoyar al sector productivo para evitar que la crisis durante el año sea extrema.

SECTOR PRIMARIO, EL ÚNICO CON NÚMEROS POSITIVO EN LA ECONOMÍA

Hasta el tercer trimestre del año pasado, el sector primario era el único que le había dado un respiro a la economía de la entidad, a pesar del poco interés que ha mostrado la actual administración en atender a los productores del campo.

Los anuncios sobre la llegada de recursos no es el problema, en eso el mandatario no ha fallado, el asunto es que esos recursos no llegan a los productores.

De acuerdo al INEGI, el Indicador Trimestral de las Actividades Económicas Estatales, hasta el tercer trimestre del año pasado, en territorio mexiquense se tenían sólo números negativos.

De enero a septiembre la baja de la economía era de -3%, pero las actividades primarias o la referentes al campo, presentaban un aumento de 3.7%; en cambio las secundarias o la industria bajó un 9.5%, mientras que las terciarias o el comercio, servicios y turismo que en el pasado habían apalancado la economía, ahora llevan una baja de 0.7%

A fin de abril dan a conocer los resultados del último trimestre del 2019 y no se espera que sean positivos, por el contrario, la expectativa es que cierre uno de los peores años en el desempeño económico para el Estado de México.

Si bien, el comportamiento de las actividades del campo salvaron de alguna manera la economía mexiquense el año pasado, con alzas en los tres primeros trimestres, se hace indispensable que le den atención inmediata por la contingencia porque de lo contrario la crisis será mayor a la que ya se espera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *