Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • Raymundo Martínez imita estrategia del GEM. Si los datos del INEGI no le son favorables los minimiza y critica la metodología.
  • Insiste en sus indicadores sobre la disminución de los delitos de Alto Impacto están correctos, no así los del INEGI.
  • Comentario del día: En Villa Victoria, la alcaldesa, María Luisa Carmona encerrada en su oficina cierra los ojos a lo que pasa en el municipio.

Hace unos días el INEGI dio a conocer, como cada tres meses, el resultado de la encuesta que informa sobre la percepción de inseguridad en los principales municipios del país y para el Estado de México se toman como referencia varias ciudades y la capital no es la excepción. Los indicadores desfavorables para el territorio gobernado por Raymundo Martínez.

Desde que el alcalde llegó al inicio del año, uno de sus mensajes más socorridos o al que le presta mayor atención tiene que ver con su estrategia de seguridad; insiste que los delitos han disminuido, por ejemplo, los de alto impacto bajaron más de 60%

En este espacio se comentó en repetidas ocasiones que independientemente de las cifras que ofrece el presidente municipal, uno de los indicadores que servirían para saber si ha sido efectivo el plan de seguridad sería el que reporta el INEGI cada tres meses.

Vaya decepción para el edil, la percepción de inseguridad en Toluca, contrario a lo que expresa Raymundo Martínez aumentó en comparación con diciembre cuando estaba en funciones, el mal recordado, Juan Rodolfo Sánchez.

El incremento preocupa, tanto que 85 de cada 100 personas en la capital se siente insegura viviendo en esta demarcación. La mayor parte de la población en la capital siente temor de salir a la calle.

ESTRATEGIA ALTERNA DEL AYUNTAMIENTO DE TOLUCA. DESCALIFICAR AL INEGI

Y como algunos estrategas de Raymundo Martínez vienen del equipo que trabaja con el mandatario estatal, decidieron seguir su ejemplo. Lo más sencillo, descalificar el trabajo del INEGI y la metodología.

No me favorecen los resultados pues los ignoro, antes no metieron una controversia constitucional como lo hicieron en la administración estatal. Explican en el Ayuntamiento que la encuesta del INEGI se levantó en seis municipios del Valle de Toluca, la aplicaron a 268 personas y 166 de la capital. Así que como no es un número representativo, pues no vale.

Pero sus cifras si valen, Insiste que la incidencia delictiva de alto impacto bajó de diciembre pasado a este mes de 36.40 delitos diarios a 11.30.

Que la metodología usada por el INEGI este aprobada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa. Que en el 2010 el instituto recibió la solicitud del Consejo Nacional de Seguridad Pública de proporcionar datos para generar indicadores de percepción, victimización y desempeño institucional del Sistema de Evaluación aprobado por la Comisión Permanente de Información, no parece ser suficiente para el alcalde.

Menos aún que de las 75 ciudades donde se aplica la encuesta, en Toluca no estén de acuerdo con la metodología, pero sólo exhibe su desacuerdo mediante una tarjeta informativa y no ante el INEGI de forma oficial para que le aclaren cualquier duda.

El objetivo es minimizar datos que claramente no le favorecen.

COMENTARIO DEL DÍA: EN VILLA VICTORIA LA ALCALDESA CIERRA LOS OJOS A LO QUE PASA EN EL MUNICIPIO

Justo en el momento en el que los Ayuntamientos con alcaldes de extracción priista deben hacer lo posible para dejar bien parado a su instituto político, en algunas regiones como Villa Victoria, la alcaldesa parece no entender los tiempos políticos del estado y el país.

Este municipio ha sido de los pocos donde la militancia priista se ha mantenido firme a pesar de los embates de otros partidos, pero a María Luisa Carmona eso no parece importarle, ya que pertenece al grupo político que ha mantenido el control en aquel territorio desde hace varias administraciones.

Sólo un par de ejemplos que pueden parecer poco importantes para algunos, pero para la población de aquel lugar no lo son. Para empezar tal parece que la Presidencia está cerrada y si es complicado entrar al edificio, llegar a la oficina de la alcaldesa es peor, prácticamente una misión imposible, cuando en campaña aseguraba que tendría las puertas abiertas.

Una cancha de futbol rápido aledaña al edificio de la presidencia se ha vuelto tema de presión. La alcaldesa por todos los medios quiere quitarla, los vecinos se oponen. Les pusieron otra lejos de esa zona, pero no les parece buena opción. Sin contar con que la autoridad municipal quiere el control de la liga de futbol del municipio.

Es necesario reiterar, desde una visión estatal o amplia, son dos ejemplos que pueden parecer menores, pero para la gente del municipio y de la cabecera no lo son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.