En Jilotzingo quieren llevar banderas y color a las familias, pese a la pandemia

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez.
**En uno de los talleres y negocios de esta comunidad de Otzolotepec, productores sortean obstáculos para sus ventas y exhortan al público a adquirir la producción y no perder las tradiciones patrias**

En Santa Ana Jilotzingo, municipio de Otzolotepec, talleres familiares como el de Vicente Alfonso Antonino gestan color y tradición en banderas y artículos patrios, cuyo destino son hogares mexiquenses y de otros estados en septiermbre, con un llamado de los artesanos a consumir sin la pandemia como limitante.

“Este año aumentaron como 10 por ciento algunos materiales y esto nos hizo modificar costos de varios artículos. Pero aun así sacamos la producción adelante, ya que en Jilotzingo tenemos esa tradición de la bandera y debemos conservarla a través de los años”, refirió el productor de 49 años edad.

Al interior de su taller en la cuarta zona, don Vicente contó que gastos de pasajes, gasolina, telas, hilos y otros materiales, modificaron la producción de los ornamentos, aunque también permitieron planear los trabajos, de ahí que a estas alturas se está confeccionando la ultima parte de la temporada 2021.

Aunque los cubrebocas con motivos patrios causaron novedad el año pasado, hoy día es un producto “muy competido”, ya que a decir del productor “hoy las personas prefieren utilizar el tricapa”, de tipo clínico, por lo que muchos disminuyeron la confección de los mismos y sólo darán salida a los ya elaborados.

En un stand de banderas ubicado frente a la iglesia de Santa Ana, Luis Enrique Guzmán indicó a Diario Evolución que la venta emerge poco a poco en este tiempo de pandemia, especialmente con quienes venden la bandera y artículos en otros estados, ya sea de la comunidad o vendedores minoristas.
“Somos originarios de Jilotzingo; tenemos nuestro taller y elaboramos nuestras banderas, que es producto nacional, no chino. Invitamos [al público] a consumir los productos y a visitarnos cerca de la parroquia [así como] a quienes están sobre la avenida ya sea para artículos patrias o banderas”, exhortó.

Productoras como doña Silvia Bernal Eusebio aceptaron que las ventas están bajas, al menos en el caso de su negocio ubicado sobre la avenida principal, aunque dijo desconocer cómo está la situación con sus compañeros, ya que la pandemia y ausencia de clases presenciales en colegios afectaron al sector.

“Le invitamos al publico que nos venga a visitar; somos artesanos y fabricamos el producto que sale a otros estados, que se lleve algo para no perder esta costumbre y se siga adelante”, añadió doña Silvia, al referir que si no hay ceremonia del Grito de Independencia al menos se deben adornar los hogares.

En esta comunidad otzolotepense los productores cuentan con medallones, estandartes, vestidos de mujer, sombreros, festón, rebozos, guías de plástico, blusas típicas, trenzas, moños, calcomanías para automóvil, cubrebocas, bigotes, rehiletes, banderines, escudos, cinta, playeras, falda escolar, entre otros.

Alonso Antonino y el resto de los productores son parte de las 150 familias dedicadas a la confección de banderas, en al menos 20 talleres reconocidos, donde aguardan un repunte en la distribución de los artículos para este septiembre, mes de la patria y de la Independencia de México.

Galería:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *