En Xonacatlán, tardía ampliación de panteones heredará problemas al próximo alcalde

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez/Especial.
En lugar de adquirir predios más cercanos a un fraccionamiento, el actual gobierno invade estacionamiento y deja cuestionamientos a la comunidad por sus trabajos de delimitación.

Tras muchas invasiones de tumbas en pasillos durante la etapa crítica del COVID-19, en Xonacatlán iniciaron con retraso los trabajos de ampliación de panteones, cuya culminación será heredada al próximo gobierno municipal, con mil 700 metros cuadrados para fosas y un anticipado problema de estacionamiento.

Recientes recorridos de los delegados de Santa María Zolotepec y San Antonio dejaron al descubierto las labores de la maquinaria, aunque también originaron más dudas que respuestas a la población, ya que en uno de los camposantos se invadió estacionamiento en lugar de adquirir nuevos predios.

El Ayuntamiento a cargo del alcalde Serafín Gutiérrez Morales, vociferó que cuenta con los permisos sanitarios, así como dictamen técnico de construcción tanto en el municipal de San Antonio como el de Zolotepec, donde las recientes oleadas de coronavirus saturaron los espacios destinados a las tumbas.

Sin embargo, tras el Día de Muertos, tanto lugareños como visitantes percibieron que un área en inicio de delimitación es un predio ubicado frente al panteón, usualmente empleado para estacionamiento por las personas que acuden a enflorar los sepulcros de sus difuntos en días ajenos a aquella celebración.

En Día de Muertos hay restricción para acercar automóviles al panteón, de ahí que el gobierno municipal se colude con titulares de predios particulares para encarecer el costo de estacionamiento, supuestamente para evitar congestionamiento en la entrada, aunque la aglomeración ocurre por sí sola.

A estas alturas. la disposición de espacio para sepulcros es una necesidad para llevar a los fallecidos a su última morada, de ahí la importancia de destinar más predios y trabajos, aun cuando estos últimos comenzaron mucho después de aquel banderazo de inicio de obra en la segunda oleada de la pandemia.

De acuerdo con Obras Públicas, en estros momentos se realizan trabajos de construcción de muros delimitantes, áreas de esparcimiento y zonas verdes, de igual forma que la nivelación y trazo de terrenos, aunque ello no ocurre en predios que se comprarían más cerca del fraccionamiento Villas del Bosque.

El próximo lunes iniciará la delimitación con barda, lo que dejará más claras las pretensiones de la ampliación, al menos del municipal, que debido a la demora no sería culminada en esta administración y terminaría en la gestión de Alfredo González González, presidente municipal electo de Xonacatlán.

Galería:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *