jueves, mayo 23, 2024
MunicipiosNacionalesPolíticaSeguridad

Restaurantes inician la lucha por sobrevivir

*Melchor García*

Foto: Melchor García.

“Vamos a unirnos todos porque si no, nos vamos a ir para abajo. La economía no se puede detener, tenemos que seguir adelante.”, dijo Omar Mercado, empresario.

Este martes inició la lucha por sobrevivir de centenares de negocios de comida. La suspensión de sus actividades en lo parcial dentro de sus establecimientos ha puesto a la mayoría en vilo por el temor a que la alerta sanitaria se incremente por más de un mes.

El anuncio de la Fase 2 y el aumento con ello de las medidas restrictivas en las calles genera incertidumbre, pues desde la aparición de los primeros casos de COVID-19, indican, la caída de sus ganancias fue generalizada.

“Si tú ves, el local se encuentra totalmente vacío y solo estamos contestando llamadas, WhatsApp y servicios a domicilio, sabemos que la gente por regla no puede salir de sus casas, pero ese es nuestro sistema de trabajar, ahora a puro envío a domicilio.”, señaló Héctor Ang, propietario de un local.

“Venimos de dos años muy malos, parecía que iba a repuntar la industria cuando se da este suceso y la última semana comenzamos con ventas del 50 por ciento, 30 por ciento y el domingo llegamos al 15 por ciento de las ventas que normalmente teníamos.”, pronunció el empresario Alejandro Rayón.

Hoy, el sector se aferra a mantener su actividad hasta que la autoridad se los permita; con el servicio a domicilio cómo única fuente de ingreso para mantener a flote sus negocios.

“Es muy difícil porque nosotros nos mantenemos de los trabajadores, en verdad todos necesitamos de un apoyo, es una cadena en la cual yo necesito vender para que ellos lleven su sueldo y sustento a sus casas.”, refirió Héctor Ang.

“El sector máximo puede soportar 15 días, a lo mucho, tres semanas, pero más que eso el tema de nuestras plantillas de trabajo se vería muy afectado.”, explicó Alejandro Rayón.

Advierten que aun manteniendo la actividad con entrega a domicilio tendrán que descansar a más de la mitad de sus trabajadores; entre meseros, personal de cocina y hasta de limpieza, por lo que llaman a los gobiernos a comenzar a definir cuál será la estrategia económica una vez superada la contingencia de salud y a las familias a no olvidar que de cada pequeño negocio de comida dependen hasta 50 personas, entre trabajadores, proveedores y servicios.

“Esto es muy difícil, ojalá y pronto se restablezca todo para que podamos hacer lo mismo. Es una cadena, si yo no vendo no le consumo al de la carne, al de la tortilla, al de la verdura. Es una cadena muy difícil la cual afecta a mucha gente.”, expuso Héctor Ang.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *