Tres años formando hogares de corazón con juzgado de adopción

Foto: Especial.

En tres años de funcionamiento, el Juzgado Especializado en Procedimientos de Adopción y Restitución Internacional de Menores, ha otorgado 425 adopciones, de las cuales, 137 fueron en 2020, año de la pandemia. Números que se traducen en la felicidad de igual número de familias, expresó Ricardo Sodi Cuellar, titular del Poder Judicial del Estado de México.

El Magistrado presidente encabezó el Tercer Aniversario de este órgano jurisdiccional y destacó algunas de las competencias del juzgado, como los 254 Juicios Sumarios de Conclusión de Patria Potestad -figura que solo existe en la entidad y que ha facilitado el proceso de adopción-, así como la restitución internacional de menores que reduce en meses el procedimiento haciéndolo más ágil y eficiente.

Ante mamás y papás de corazón, Sodi Cuellar expresó se trata de la celebración de una obra maravillosa y destacó la labor interinstitucional que realiza la titular del juzgado, Lourdes Hernández Garduño, entre otras, con la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIFEM, la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Registro Civil.

Acompañado por la secretaria de la Mujer, Isabel Sánchez Holguín, la procuradora Yunuen Pozas Serrano y la subdirectora de Restitución y Custodia Internacional de la SRE, Claudia Sierra Martínez, el titular del PJEdomex felicitó al personal del juzgado responsable del funcionamiento eficiente de este modelo.

En su momento, el consejero de la Judicatura Aarón Romero Ortega, expresó que la adopción garantiza a niñas, niños y adolescentes, tener derechos como salud y educación, que les permitan alcanzar un desarrollo personal integral.

Agregó que esta pandemia ha colocado en orfandad a cerca de 147 mil niños, niñas y adolescentes, a los que se suman los que han quedado en igual situación debido a la violencia, por lo que consideró se tiene un reto importante, en el que será determinante este juzgado y los de otras materias.

Luisa Clemente Tunión, mamá de corazón agradeció a las instituciones que hicieron posible la llegada de su pequeño. Expresó que ahora son una familia y tienen una vida plena de felicidad. Agregó que su hijo es una bendición, papás y mamás de corazón son guerreros que saben de la constancia de seguir siempre adelante.

Al dar la bienvenida, Hernández Garduño señaló que, en estos tres años, quienes laboran en el juzgado han sido testigos de cómo, a través de la adopción se forman familias, cada historia es especial, y para ellos ser parte de esa historia es un honor. Subrayó que en este tiempo han sido un juzgado de vanguardia, y cuentan con herramientas tecnológicas que han permitido seguir atendiendo asuntos, aún en pandemia.

Galería:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *