sábado, mayo 18, 2024
Municipios

Analizan iniciativas para garantizar lactancia materna-infantil

Foto: Especial.

Comisiones Unidas del Congreso mexiquense analizaron con una representación de las secretarias de Salud y de Justicia y Derechos Humanos las iniciativas de la diputada Anais Miriam Burgos Hernández (Morena) para incluir la lactancia materna como un principio constitucional, y de la diputada Mónica Miriam Granillo Velasco para ponderar la lactancia materna exclusiva como un elemento fundamental en la niñez.

En reunión de las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Salud, Asistencia y Bienestar Social, la diputada Mónica Granillo afirmó que la lactancia materna exclusiva constituye una piedra angular de la supervivencia y de la salud infantil porque proporciona nutrientes esenciales e insustituibles para el crecimiento y desarrollo del menor, y funciona como primera inmunización del lactante, por lo que es la mejor estrategia para mejorar la salud y prevenir la mortalidad infantil.

Al señalar que en la entidad, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres 2015, la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida es de 35.4 por ciento; consideró necesario especificar en la Constitución que el derecho humano a la alimentación nutricionalmente adecuada en los infantes a través de una lactancia materna exclusiva sea una ponderación en todas las decisiones y actuaciones del Estado.
La diputada María Elida Castelán Mondragón (PRD) afirmó que dar rango constitucional al derecho a la lactancia materna permitirá combatir cifras tan alarmantes que se viven en México, ya que a nivel nacional únicamente 31 por ciento de las niñas y los niños menores de seis meses reciben lactancia materna exclusiva, mientras siete de cada 10 han consumido una fórmula láctica.

La legisladora Isabel Sánchez Holguín (PRI) coincidió en que la lactancia materna debe ser promovida y protegida, y planteó que la propuesta final debe tomar en cuenta enfoques inclusivos y equitativos que respeten los derechos y decisiones de todas las mujeres y las infancias, sin imponer o estigmatizar ninguna opción de alimentación en la primera infancia. Consideró fundamental que las iniciativas reflejen un enfoque basado en la igualdad, el respeto a la autonomía de las mujeres y el bienestar integral de la niñez.

La diputada Anaís Burgos aclaró que garantizar la lactancia materna en la Constitución no significa que todas lo hagan, sino generar las condiciones para que, quienes así lo decidan, puedan hacerlo. El objetivo, aseguró, es empujar para que las instituciones de salud y de educación realicen un trabajo conjunto e interinstitucional, para que todas las mujeres, niñas y adolescentes se beneficien de esta reforma.

Javier de Jesús Domínguez González, director general de Legislación y Estudios de Normativa de la Secretaría de Justicia y Derechos humanos, reconoció que nadie puede estar en contra de la lactancia materna; sin embargo, recomendó tomar en cuenta los derechos de las madres y de la niñez, además de tener cuidado con los términos como garantizarlo, a fin de que no quede establecido como una obligación para todas las mujeres, ya que físicamente no todas pueden hacerlo.

Por su parte, Rubén Ariceaga Rivero, de la Coordinación Jurídica de la Secretaría de la Salud, consideró urgente establecer la lactancia materna en la Constitución y sugirió complementarla con la estimulación temprana, ya que ayuda al menor a desarrollar aspectos físicos, cognitivos y emocionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *