De la borrachera navideña a la cruda realidad

*Víctor Yáñez*

Foto: Ilustrativa/Vía Twitter.

Los reyes magos ya van de regreso a Oriente y creo que se les “pasó” o de plano se olvidaron de cumplir el sueño de más de 17 millones de mexiquenses: contar con un presupuesto para este 2022.

El 6 de enero ya pasó a la historia del Estado de México y de nuevo los Reyes Magos no se detuvieron a leer, ni por un momento, las cartas donde los 75 legisladores habían plasmado sus peticiones y buenos deseos para este año que ya va corriendo. Son ya 10 días y no se ve que el humo blanco salga del Congreso local.

El PAN, en voz de Enrique Vargas del Villar acusa directamente a los diputados de Morena de ser los culpables de frenar el desarrollo en los 125 municipios, al encapricharse y no querer respaldar el financiamiento que está solicitando el gobierno del Estado para concluir las obras de conectividad del aeropuerto “Felipe Ángeles” que es una obra que está emprendiendo el gobierno federal.

Hay que ser muy claros sobre las cuentas que maneja cada fracción parlamentaria en la LXI Legislatura.

Una cosa es cierta. Durante el mandato de Alfredo del Mazo el financiamiento rebasó los 20 mil millones de pesos y lo más sorprende es que fueron autorizados por la mayoría de los diputados de Morena en la legislatura pasada.

Que no se haya fiscalizado cada peso como lo reprochan algunos diputados de Morena, ese ya es otro cantar, porque el OSFEM está en manos de Miroslava Carrillo, y la actual titular de este organismo no es afín ni al PAN, mucho menos al PRI.  

La verdad ya me estoy sintiendo confundido con el juego de cifras que maneja cada fracción parlamentaria sobre la deuda mexiquense – según diputados de Morena- ascienda a 47 mil 238 millones en la actualidad.

A esa cifra -47 mil millones de pesos- ¿se le suman o se le restan los más de 23 mil millones de pesos? que se le adjudican al actual gobierno, porque hasta el 2020, la deuda del Estado de México era de 43 mil millones de pesos.

Luego entonces no serían 47 mil millones de pesos sino casi 70 mil millones de pesos, en caso que se sumen los 23 mil millones porque no veo por donde la deuda haya aumentado 4 mil millones de pesos en un año.

Ya los diputados de Morena advertían hace algunos meses atrás que la deuda podría llegar a 60 mil millones de pesos y parecía una cifra descabellada, pero la realidad es esa. Esa es la cruda realidad del Estado de México.

Mientras que el Centro de Estudios de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados federal, tiene otros datos hasta el 2020. Entre 4 entidades federativas y la CDMX, suman una deuda de 311 mil 352 millones de pesos lo que representa el 51.5 por ciento del total de la deuda subnacional.

La CDMX registra una deuda de más de 84 mil millones de pesos; Nuevo León, 82 mil millones; Chihuahua, 50 mil millones de pesos, Estado de México, 49 mil millones de pesos y, Veracruz, 43 mil millones de pesos.

Esa es nuestra realidad, mientras que Morena en el Estado de México, muestra división interna.

En su boletín del pasado 7 de enero de este año, advierten que todos los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional votaron por unanimidad el no aprobar más deuda para el Estado, pero en esa misma información se nota la ausencia de su coordinador.

O sea, no existe una opinión abierta y franca por parte del coordinador de los diputados de Morena, Maurilio Hernández, lo que, de primera instancia, pareciera que el también presidente de la Jucopo no está de acuerdo con la decisión que tomó una veintena de diputados, porque no estuvieron los 29 legisladores.

Un caso parecido se aprecia en el otro bando, en la fracción del PRI que no hay una definición franca del coordinador, Elías Rescala Jiménez.

La información remitida deja constancia que el grupo parlamentario habla por todos. O buscan dejar en claro que están todos unidos, o por el contrario, que hay desavenencias al interior de grupo parlamentario del tricolor.

Lo cierto es que los diputados del PRI apuestan por el proyecto de presupuesto que envió el jefe del Ejecutivo al Congreso local, sin embargo, no hay visos de querer aprobar el presupuesto, antes de la primera quincena de enero del 2022.

Morena, definitivamente está buscando la salida más digna para no ser señalados, una vez más, de ser entreguistas con el mandatario estatal y la mayoría que tenían, no sirvió de mucho en esta nueva era, donde la democracia, ganó terreno y la arrebató a los legisladores de Morena, frenar el proyecto político del PRI, en la víspera de los comicios del 2023.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.