martes, mayo 21, 2024
MunicipiosNacionalesOpiniónPolítica

Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • Los Derechos Humanos en tiempos de COVID-19 contemplan el impacto al Derecho al Trabajo y la Economía. Del 18 de marzo al 28 de abril se perdieron más de 707 mil empleos en el país.
  • La Comisión de Derechos Humanos en la entidad es la primera en adoptar postura en tiempos de contingencia por el COVID-19 y es un llamado a no bajar la guardia, especialmente los ediles.
  • Comentario del día: Invalida SCJN la llamada Ley Bonilla en Baja California. Una noticia buena, en un momento de incertidumbre en el país.

La Comisión de los Derechos Humanos en el Estado de México dio a conocer la primer recomendación general del 2020, sobre la atención a la pandemia por el COVID-19.

Y es que la contingencia por el coronavirus ha marcado un antes y un después en la vida política, económica y gubernamental del país; en el caso de los derechos humanos recobran una insuperable actualidad en todos los rubros.

Para el ombudsman mexiquense Jorge Olvera, esta recomendación reviste especial importancia porque incluso hasta los presidentes municipales deben estar alerta, de lo contrario se les puede mandar una recomendación.

Los principios básicos tienen que ver con estar a favor de la vida y desde el primer momento en contra de lo que se conoció como la guía de la bioética donde se advertía que podrían atender a las personas más jóvenes y dejar en segundo término a las de la tercera edad.

Pero también se toman en cuenta otros aspectos como el apoyo a la empresa y al factor económico y se hace una llamada de atención sobre el tema de la violencia de género que ha causado mucha preocupación en las últimas semanas debido al aumento de denuncias de este tipo.

Nos llama especialmente la atención el tema relacionado con el Derecho al Trabajo y la Economía que se tocan en esta recomendación y, es que no debemos pasar por alto que nos enfrentamos a un momento en el que se están perdiendo miles de empleos y las empresas se debaten entre mantener su operación luego de la contingencia o cerrar definitivamente.

Sólo para darnos una idea de la situación que enfrentamos en este momento, de acuerdo a números del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) del 18 de marzo al 28 de abril se perdieron poco más de 707 mil empleos formales en el país.

Y todavía falta lo que ocurre en mayo, cuando los empleadores están viviendo los momentos más complicados.

Durante los primeros 4 meses del año se tiene un saldo negativo de 514 mil trabajos formales menos.

Desde el 18 de marzo y hasta el 28 de abril se perdían al día un total de 17 mil 676 trabajos.

La labor que han hecho las autoridades de todos los niveles de gobierno para reforzar los sistemas económicos dejan mucho que desear. Por lo que la recomendación va en el sentido de que deben adoptar medidas y acciones acordes a la capacidad productiva del país que garanticen estabilidad en el sector económico.

Se toma en cuenta sobre todo a las personas que viven al día y los trabajadores que viven en situación de pobreza y dependen de su trabajo diario para subsistir, pero también de aquellos que tienen riesgos de ver afectados sus derechos humanos a causa de la pandemia, como es el caso de los trabajadores de salud, producción y distribución de alimentos o los informales.

En este apartado destacan que se debe velar por la preservación de los trabajos y se respeten los derechos laborales de los empleados, pero también asegurar el ingreso necesario para que la subsistencia sea acorde a la dignidad humana.

Hacen hincapié en proteger los derechos humanos de los trabajadores de mayor riesgo por la pandemia. Así como el deber de las autoridades en adoptar estrategias para amortiguar los impactos económicos derivados de la misma, pero sobre todo proteger a los trabajadores con salarios bajos.

Asimismo que las empresas e instancias públicas y privadas permitan a los trabajadores permanecer en la nómina y se les pague cuando no pueden trabajar por tiempos de contingencia.

El documento es amplio en el sentido de la defensa de los derechos de los trabajadores, pero en la Comisión deberán estar atentos a que se cumplan al menos en lo general. Porque la crisis empieza a golpear a la economía mexiquense y hasta el momento las autoridades han hecho poco por contener las adversidades.

COMENTARIO DEL DÍA: UNA NOTICIA BUENA, EN MOMENTOS COMPLICADOS. LA SCJN INVALIDA LA LLAMADA LEY BONILLA

Sin duda, una de las mejores noticias que se han dado a conocer en tiempos de COVID-19 fue la que dio este lunes pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en torno a la llamada Ley Bonilla en Baja California.

Sólo basta recordar que en las pasadas elecciones de gobernador en aquel estado del norte, eligieron a Jaime Bonilla para un periodo de dos años.

Pero eso no le pareció suficiente al ganador, por lo que de manera irregular y con una Legislatura que estaba por terminar su periodo se aprobó lo que se conoció como “Ley Bonilla”, que ampliaba el periodo del mandatario de dos a cinco años.

El caso finalmente llegó a la SCJN y por unanimidad de votos y por considerar que se trató de un fraude constitucional invalidaron la reforma.

Pero eso no fue todo, los ministros hicieron serias reflexiones respecto a lo que habían hecho en aquella entidad los legisladores.

Tales como que fueron violaciones muy graves y un verdadero fraude electoral a la Constitución; además de un atentado contra la democracia y la Constitución.

El presidente Arturo Zaldivar expresó que la reforma aprobada entraña una violación al voto público, al artículo 105 de la Constitución, a la sobernía popular y fue en contravención de los Derechos Humanos que ordenan la celebración de elecciones libres y periódicas.

De esta forma la SCJN concedió 120 días al gobierno de Baja California para que se ajuste el periodo de mandato original. Concluirá el 30 de octubre del 2021 y no en el 2024 como se pretendía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *