Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • Raymundo Martínez pocos compromisos con empresarios.
  • Sobresale promesa que en 100 días será el municipio con menos delincuencia del país.
  • Competitividad, informalidad, ambulantes, zonas industriales en pésimas condiciones, vialidades afectadas, temas no contemplados.
  • Mensaje para trabajadores del Ayuntamiento de Toluca. Van a correr a muchos el año entrante.

El presidente municipal electo de Toluca, Raymundo Martínez se reunió con miembros de Canaco Valle de Toluca y en un largo mensaje, varios temas llamaron la atención, entre ellos los resultados que promete en los primeros cien días de trabajo y que se olvidó del pésimo estado en el que se encuentra la ciudad, tanto en infraestructura como en indicadores económicos y aunque si lo retoma, el tema de la inseguridad.

De igual forma prometió no culpar a las administraciones de Juan Rodolfo Sánchez y de Fernando Zamora de la situación en la que dejaron la capital mexiquense, por el contrario prometió trabajar para solucionar los problemas que la aquejan.

Incluso afirmó que si se pone de quejumbroso y señala a otro alcalde como culpable entonces que le pidan su renuncia, un asunto que suena más a un “rollo político” que a un compromiso real, porque una cosa es que le pidan que renuncie y otra muy diferente que lo cumpla.

Además dejó en claro, que desde su punto de vista, “Toluca no está en crisis”. “Es que decimos que Toluca está en crisis, que Toluca está muy mal, Toluca esto, Toluca lo otro. Yo estoy en desacuerdo total. Toluca no está en crisis

Sin duda que el futuro alcalde de la ciudad supone que va a llegar a una ciudad como la retrata Juan Rodolfo Sánchez en sus boletines y para muestra: “Recibe JRSG reconocimiento por parte de los grupos ambientales de Paz y Desarrollo” “Recibe el gobierno de Toluca doble premio Estatal de Innovación Pública Municipal 2021” “Continúa profesionalización de los futuros policías de Toluca”

EN CIEN DÍAS, TOLUCA SERÁ LA CIUDAD MÁS SEGURA DEL PAÍS

Para este tema es necesario que volvamos en el tiempo, hace tres años cuando Juan Rodolfo Sánchez prometía que la capital mexiquense sería segura. Aumentaría elementos policiacos y la cantidad de patrullas, ya que Fernando Zamora se había encargado de destrozar esa área de la administración municipal.

Estamos por terminar la gestión y los cuerpos de seguridad se encuentran en uno de los peores momentos.

La percepción de inseguridad en la ciudad de acuerdo con el INEGI, en su mejor momento marcó que 7 de cada 10 personas que viven en Toluca se sentían inseguras. En el peor, se incrementó y casi llega a los 9 de cada 10.

Ante los empresarios, Raymundo Martínez se atrevió a lanzar el compromiso “En los primeros cien días vamos a convertir a Toluca en la ciudad más segura del país”.

Si logra esa meta con datos sustentados en indicadores de organismos especializados, sin duda se le debe tomar en cuenta para cosas más importantes como ser candidato a gobernador. Si logra un objetivo que se antoja imposible en poco más de tres meses de gestión, estaría a 15 meses de la elección.

Pero en realidad, se escucha más a una promesa de esas que se van a quedar en el aire, esperando que en abril nadie se acuerde.

PARA LOS EMPLEADOS DEL AYUNTAMIENTO VIENEN TIEMPOS DIFÍCILES

Uno de los temas que más llaman la atención desde hace varias semanas es el hecho de que no pagan sueldos a los empleados. Si los trabajadores piensan que con la llegada de Raymundo Martínez la situación va a cambiar, tienen razón, pero para muchos no será un cambio benéfico.

Habrá recorte de personal. Eso quiere decir que los despidos continuarán. Y es que para el edil electo, el hecho que no paguen a los empleados, no es pretexto para que ya no trabajen. Dice que no ve a nadie en la calle cumpliendo su encomienda. El salario es lo de menos.

ESCASOS COMPROMISOS CON EL SECTOR

Pero los compromisos reales con el sector brillaron por su ausencia. Competitividad, recomponer de infraestructura, combate a la informalidad o el ambulantaje, mejoramiento de los parques industriales que se encuentran en pésimas condiciones, pago a proveedores. De eso no se escuchó una sola palabra.

Parece que una de las tantas preguntas que es necesario formular luego de este encuentro seria ¿Terminará primero con la delincuencia o con los innumerables baches que podemos encontrar por toda la ciudad? ¿Es más fácil detener delincuentes que mejorar las calles de la capital? Esa capital que quiere convertir en tiempo record en una Ciudad Faro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *