Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • SCJN cierra litigio del GEM en contra de los resultados que dio a conocer el INEGI en torno al Censo de Población y Vivienda.
  • UN resultado con sabor agridulce. Para el GEM fue un triunfo el hecho de que resolvieran hasta enero, porque ya se aprobaron recursos federales.
  • Derrota que parecía cantada, por más explicaciones que tenga la administración estatal, no podían darle la razón.
  • Comentario del día: En oficinas del Gobierno estatal se multiplican casos de Covid y dejan de lado protocolos de salud.

El año pasado fue una sorpresa enterarnos que el Gobierno del Estado de México había tramitado una controversia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de los resultados finales que había dado a conocer el Instituto Nacional de Geografía y Estadística en torno al Censo de Población y Vivienda.

El resultado final era que en la entidad no habitaban ni 17 millones de personas como se estimaba, eran poco más de 16 millones 900 mil, lejos de los 18 millones que tenían contemplados en la administración estatal.

Evidentemente la situación no tiene nada que ver con el hecho de tener más habitantes, el objetivo era y es económico, uno de los principales requisitos para determinar las partidas que la federación le entrega a los estados tiene que ver con el número de personas que viven en cada uno de los territorios.

En un principio dejaron que el asunto tomara su curso, era claro que iba a tardar y más cuando  el ministro Luis María Aguilar admitió a trámite la controversia constitucional.

Incluso, una de las determinaciones tenía que ver con el hecho de que los indicadores que daba a conocer el INEGI, tendrían que salir con la leyenda de que se tomaban en cuenta los datos anteriores al censo.

El mes pasado, justo antes de que se aprobará el presupuesto y con ello las partidas presupuestales para los estados, se dio un adelanto y si bien no determinaron que un resultado final, si se dio a conocer que la administración estatal no cumplió con diversos requisitos.

En ese momento, incluso el mandatario salió para hablar del tema o mejor dicho, hizo un intento por defender la postura sobre la controversia, pero como ha sido una constante en este sexenio, la asesoría no fue de lo mejor, evidentemente no fueron consultados los expertos.

A final de cuentas, todo el tema de la controversia resultó pues de primera instancia se aprobaron los recursos para el Estado de México con el número de habitantes que tenían estimados.

RESULTADO FINAL EN CONTRA DEL GEM

Por mayoría de tres votos contra dos los ministros declararon fundado el recurso de reclamación promovido por el INEGI en contra de la admisión de ese recurso y revocaron el primer acuerdo del ministro Luis María Aguilar. Así quedó cerrada la posibilidad de que la SCJN analizara el caso.

Y es que como lo comentamos desde el año pasado, si decidían que el Censo de Población y Vivienda estaba mal, entonces se abre la posibilidad que de cualquier estudio o indicador podría ser atacado en tribunales.

El punto clave de la resolución tiene que ver con un detalle, que si fue error del GEM, entonces les salió bien porque tuvieron tiempo necesario para que aprobaran presupuesto y si fue pensado, analizado y hasta consensado, algo difícil de creer, entonces fue una jugada de primer nivel.

Se supone que antes de recurrir a los tribunales, las cifras de cualquier estudio del INEGI se deben apelar mediante los recursos previstos en la Ley del Sistema Nacional de Información, Estadística y Geografía, algo que no hizo la administración.

En resumen, en el Estado de México viven menos de 17 millones de personas. Los estudios y análisis que hace el Gobierno estatal servirán de muy poco. El próximo censo será hasta dentro de 10 años, con la diferencia que el INEGI será más cuidadosos al momento de elaborar las encuestas con proyecciones elevadas.

COMENTARIO DEL DÍA: OFICINAS DE GOBIERNO DEL ESTADO CON MUCHOS CASOS DE COVID Y DEJAN DE LADO PROTOCOLOS DE SALUD

El número de contagios diarios de COVID-19 con la variante ómicron ya tiene cifras récord, esta semana rebasó los 44 mil para un solo día.

Pero lo que pasa en las oficinas de la administración estatal en algunos casos llega a la irresponsabilidad de los coordinadores administrativos.

Se mantienen trabajando con una distancia mínima, los protocolos se han relajado y las órdenes, aunque suene descabellado es que no tienen que decir cuando algún trabajador se contagió sin importar que haya estado cerca de otros. Cuando el personal importa poco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *