lunes, febrero 26, 2024
Opinión

Desde las alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • Una alianza con nuevas caras
  • ¿Enrique Vargas de senador? ¿Se cocina una entrega adelantada de la Junta de Coordinación Política pero al PRI? 
  • Alfonso Navarrete y su “casual” aparición en el Estado de México.
  • Comentario del día: Partidos que son un lastre. El PT podría quedar fuera de la coalición con Morena.
  • La nota del día: Detienen 10 días en el Senado, discusión sobre presencia del Ejército en las calles.

Adelantar los tiempos políticos en el Estado de México, ha provocado que los aspirantes se desgasten con mayor rapidez, sobre todo los que estaban integrados en la alianza, que se supone, les daría la posibilidad de ganar o competir en contra de Morena y sus aliados.

Ahora, el futuro de esa supuesta coalición está en duda y cada día es más complicado que se lleguen a poner de acuerdo, sobre todo por las pistas que va dejando en el camino el mandatario estatal.

Entre los partidos integrados en la alianza, sólo Acción Nacional tenía seguro al aspirante que pondría como su carta fuerte para encabezar la fórmula.

Con un trabajo de varios años, Enrique Vargas llegaba bien perfilado al inicio de la actual Legislatura. No había panista que pusiera en duda que el coordinador de la bancada era el candidato de su partido.

Sabía muy bien el papel que jugaba y lo llevó a tal grado, que no dudo en defender la labor del mandatario estatal, aunque los principales indicadores no le favorecían.

Al menos en un par de sesiones, Enrique Vargas defendió la imagen del ejecutivo estatal, incluso con mayor determinación que los mismos priistas. No faltó la ocasión que por medio de un boletín informativo le mandó un mensaje a los del tricolor para que respetaran la imagen del llamado “Primer Priista”.

Todo ese desgaste no fue suficiente y a últimas fechas, el mandatario que tanto defendió le dio la espalda y dejó en claro que el exedil de Huixquilucan no lo tiene muy contento.

Todo empezó con la pausa de la alianza que informaron en el PAN y PRD nacional por el tema de la militarización. Luego el día del Quinto Informe de Labores, Enrique Vargas se sale del evento cuando apenas habían transcurrido unos minutos, no importa el por qué, pero sí que todos se hayan dado cuenta.

Finalmente, el desaire que el gobernador le hizo esta semana a la alcaldesa de aquel territorio fue claro, además de muy comentado en todos los niveles políticos.

Pero parece no ser todo. De confirmarse que en unos meses se adelantaría la entrega de la Junta de Coordinación Política, pero no al PAN como se tenía acordado, sino al PRI, la situación sería más complicada aún.

No son pocos los que ven a Enrique Vargas de senador y con el poder de decidir sobre las posiciones en Huixquilucan.

La pregunta obligada sería otra vez ¿La alianza se rompió? ¿Se mantiene pero sin el apoyo total de Enrique Vargas? ¿Aceptarán a un candidato priista que no sea competitivo?

Por otro lado y dado el desgaste que han sufrido, sobre todo los aspirantes priistas, en especial Ana Lilia Herrera que no importa que tanto insista en explicar porque se abstuvo en la votación sobre la permanencia del Ejército en las calles, lo cierto es que su decisión le ayudó a Morena para que fuera aprobada, lo mismo que Laura Barrera que no votó y Alejandra del Moral que no levanta a pesar de todos los intentos que hacen por imponerla.

No sería absurdo pensar en caras nuevas.

ALFONSO NAVARRETE, “CASUALMENTE” SE APARECE

Una figura que en las últimas semanas “casualmente” se ha hecho presente en el Estado de México, es la de Alfonso Navarrete, el ex procurador mexiquense y ex secretario del Trabajo y Previsión Social.

Algunos líderes tricolores han recibido la llamada del ex funcionario, “nada especial sólo para saludar”. No existen las coincidencias en política y menos en este tiempo, justo cuando el tema de los aspirantes y la toma de decisiones en el PRI, se presta a muchas interrogantes.

COMENTARIO DEL DÍA: EL PT UN LASTRE PARA MORENA

El papel que van a jugar los partidos políticos que no tienen oportunidad de competir, en algunos casos, no será relevante y en cambio se convertirán en un lastre para el partido mayoritario.

Sin duda, el que tiene la peor carta de presentación es el Partido del Trabajo que si se ha salvado de perder el registro en el Estado de México, fue por el salvavidas que le dio Morena.

Aunque ahora la situación no es la misma y parece que ya no están dispuestos a darles protección y menos a los ojos de la virtual candidata, Delfina Gómez.

Es mínima su presencia en la entidad y en el país en 15 estados, incluido Nuevo León de donde es originario el líder nacional Alberto Anaya, ya no cuentan con registro. No sería descabellado observar que Morena ya no lo quiere en su coalición o aceptarlo con un mínimo de participación en la votación final y con eso perdería el registro.

LA NOTA DEL DÍA: EN EL SENADO, RETRASAN, AL MENOS 10 DÍAS, VOTACIÓN DE PRESENCIA DEL EJÉRCITO EN LAS CALLES

A pesar de la presión que ejerció el gobierno federal y el mismo ejército a varios senadores, de acuerdo a versiones de las bancadas opositoras, no lograron conseguir el número de votos suficientes para que aprobaran la reforma.

Ayer, al menos, una votación se registró. De inicio las fracciones de oposición propusieron que se retirara el dictamen, pero Morena y sus aliados se opusieron, así que se procedió a votar el punto.

En ese momento pensaban que ganarían, así que el resultado final les favoreció. No es difícil adivinar qué pasó con el exgobernador ERUVIEL ÁVILA. Es sencillo no estaba presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *