miércoles, abril 17, 2024
MunicipiosPortada

En caseta de Xonacatlán piden colecta por activista guerrerense desaparecido

Compartir:

*José Ángel Gutiérrez*

Jóvenes afines a la búsqueda de Arnulfo Cerón Soriano, desaparecido activista guerrerense y miembro de movimientos a favor de la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, hacen colecta en la caseta de Xonacatlán, con el fin de proseguir “en su lucha”.

En horas de la noche, Diario Evolución verificó la presencia de alrededor de cinco personas en la caseta de peaje del Libramiento Bicentenario Ruta de la Independencia, a unos metros de la intersección con carretera Toluca-Naucalpan, en territorio xonacatlense.

Al cruzar la autopista para desembocar a la carretera con destino a Xonacatlán y Naucalpan, las personas colocan un trafitambo frente a los automovilistas, quienes pagan la cantidad de 20 pesos a petición pacifica de los seguidores del mencionado luchador social.

Durante varias horas, las plumas quedaron abiertas para el paso de los conductores, al menos en el carril derecho a Xonacatlán, aunque también se apreciaban personas apostadas en los otros ingresos que dan dirección rumbo al municipio de Atlacomulco.

“Pásale jefe, estamos pidiendo una cooperación de 20 pesos para seguir con la búsqueda de Arnulfo Cerón”, dijo uno de los jóvenes, quien tras recibir la cantidad retiraba el trafitambo ante la ausencia de una persona en el módulo, donde habitualmente se cobran 30 pesos.

En uno de los accesos, estas personas colocaron una lona blanca con textos en rojo y negro, en los que piden la presentación con vida del activista, con la consigna de proseguir el paso sin cobro hasta encontrarlo en esa condición, tal como han hecho en otras latitudes.

Cerón Soriano intervenía de manera activa en movilizaciones en pro de los 43 de Ayotzinapa, en su calidad de dirigente del Movimiento por la Liberación de los Presos Políticos de Guerrero y del Frente Popular de la Montaña (FPM).

También reivindicaba luchas a favor de los derechos a la vivienda, educación y salud de las poblaciones indígenas, así como la libertad de los presos políticos y de comerciantes ambulantes, esto último en la localidad de Tlapa, donde fue visto por última vez el 11 de octubre.

El activista salió de su hogar con destino a un grupo de Alcohólicos Anónimos de Tlapa, en el que brinda terapias y pláticas, sin que hasta el momento se conozca su paradero, aunque con fuertes sospechas y señalamientos al estado como el responsable de su desaparición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *