viernes, junio 21, 2024
Opinión

Entre modismos y refranes

Foto: Especial.

Sobre el muerto las coronas

Apenas y se enteró de que la población le entregó a Morena la mayoría en la Cámara de Diputados Federal y el presidente, Andrés Manuel López Obrador ya piensa en hacer modificaciones a la Constitución en los meses que estará al frente de la República, el Plan C no tiene que esperar a que llegue Claudia Sheinbaum, el egocentrismo de Obrador lo va a llevar a cabo en lo que los analistas llaman “La Ventana de Septiembre”.

Bien dicen en mi pueblo, sobre el muerto las coronas, y es que López Obrador, no quiere esperar para hacer leña del árbol caído, quiere llevarse todo el mérito de modificar la Constitución, acotar al Poder Judicial y desaparecer los organismos autónomos.

Al fin y al cabo, Morena es su proyecto y Claudia Sheinbaum es solo la persona que él eligió para darle continuidad a su proyecto.

Él que nace para maceta no pasa del corredor

Sin lugar a dudas el PAN no es, ni será, un partido de masas, lo anterior quedó demostrado en la pasada elección del 2 de junio donde sus números nacionales llegaron a 9 millones 600 mil votos, 350 mil sufragios menos que en el 2018, a pesar de que la candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México representó a su partido.

En el Estado de México, las cosas no son diferentes, tiene varias elecciones que sus números no pasan de 800 mil votos, incluso su aliado, el PRI que se encuentra en desgracia, tiene más votos que ellos. Bien decía mi abuela, él que nace para maceta no pasa del corredor y los panistas después de Vicente Fox no saben lo que es arrasar en una elección.

Ya ni llorar es bueno

Los que no han salido a manifestar su reflexión después de haber perdido el registro a nivel nacional, son los perredistas. Jesús Zambrano tenía la esperanza de recuperar votos en el recuento, pero ha sido al contrario, los números han favorecido la ventaja de Morena. En el Estado de México, Omar Ortega y su alfil, Agustín Barrera, andan Felicita porque tendrán registro estatal, pero no ha salido a decir nada.

Ya ni llorar es bueno, dicen cuando pasa una tragedia que se pudo evitar, los perredistas han equivocado sus estrategias electorales y mientras sus militantes les gritan a los cuatro vientos, pero sus líderes, solo buscan vivir del presupuesto, pero si siguen por ese camino de las alianzas poco tiempo les queda de vida.

Si el río suena, agua lleva

Ante la victoria arrasadora de Morena en las elecciones del 2 de junio, se reportaron varias irregularidades en el conteo de votos. Varios internautas en redes sociales comenzaron a mostrar fotografías de las sábanas que exponen los resultados en las afueras de las casillas y al comparar con los resultados del PREP, no cuadraban.

Morena salió a la defensiva, diciendo que no hay fraude, que las cosas se hicieron bien, pero al poco rato, se hicieron virales videos de gente que trabajó para ellos como representantes de casillas exigiendo su pago que al parecer candidatos de Morena no otorgaron. Hay quienes han dicho que ante estas situaciones, tal parece que Morena trae las viejas mañas del PRI, pues es sabido que ha acogido a antiguos militantes del partido tricolor. Como dice el dicho… si el río suena, agua lleva.

El que parte y reparte, se queda con la mejor parte

Esta elección del 2 de junio solo se evidenció la única estrategia que le ha funcionado a López Obrador, la polarización; el Presidente aplicó el que parte y reparte, se queda con la mejor parte, todo su sexenio se dedicó a dividir a la población para así segmentarla en conservadores y liberales, ricos y pobres, honrados y corruptos, fifis y chairos.

Esto ocasionó que pese a sus pocos resultados en materia de seguridad, económica y salud, quedarán en segundo término a la hora de votar, y que lo único que la población pensará fuera en que la oposición es lo único malo en México. Logrando así que ahora su movimiento sea quien controle al país, algo que él criticaba cuando el PRI estaba en el poder, un ejemplo de ello, son las aprobaciones de sus reformas, que pese a que aún no se han realizado los cambios, ya hay consecuencias: el temor de los inversionistas.

Visítanos en Facebook X.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *