Generosidad: Sin esperar nada a cambio

*Aarón Dávila*

Foto: Ilustrativa.

El valor de la generosidad consiste, en la capacidad de compartir lo que tenemos sin esperar nada a cambio, es la posibilidad de apoyar con verdadera honestidad, sin exigencias, ni avales de por medio.

El Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L. Define nuestro valor de la siguiente forma:

  1. Cualidad de la persona que ayuda y da lo que tiene a los demás sin esperar nada a cambio. 

2 Actitud o comportamiento generoso. 

Como esta implícito, ser generoso desprende de nosotros, el verdadero deseo por ser parte de la solución y el pronto auxilio de quienes nos rodean.

Dar sin esperar nada a cambio, esa es la diferencia. Cuando somos capaces de desprendernos de algo de valor para nosotros, sin guardar sentimientos negativos hacia los demás, sin exigencia perniciosa y en cambio, nos causa placer y un profundo sentimiento de satisfacción, eso es generosidad.

¿Cuándo fue la última vez que ayudaste desinteresadamente a alguien? ¿Cuándo ves a una persona en la calle con verdadera necesidad, tienes el impulso de detenerte y apoyarlo de alguna forma? 

La gratitud es un valor que poco a poco hemos dejado de lado y la hemos arrojado como muchos otros valores al olvido. 

Allá en el libro de los Hechos de los apóstoles, dice: “En todo os he demostrado que trabajando así es necesario apoyar a los débiles, y tener presente las palabras del Señor Jesús, que dijo: ‘Más bienaventurado es dar que recibir».

Es decir, cuando damos con verdadera libertad, con amor y desinterés, sin esperar retribución alguna de quién recibe nuestro apoyo, entonces, nuestra bendición es mayor.

Existe un dicho que dice que, es exactamente en tiempos de crisis, cuando verdaderamente se conoce a los amigos y al respecto, el rey Salomón decía lo siguiente: “El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado.” Por tanto, quién ayuda a otro sin condición, por la sola oportunidad de hacerlo, en su acción estará su recompensa.

La generosidad puede expresarse de muchas maneras. Hay quienes donan dinero para ayudar a los más necesitados, otros regalan ropa, medicamentos o comida en situaciones de desastre. 

Sin embargo, la generosidad no se manifiesta sólo a través del dinero o los objetos. También podemos ser generosos con nuestro tiempo, como cuando aceptamos hacerle compañía a una persona anciana o a un enfermo, cuando somos serviciales o cuando compartimos gratuitamente nuestros conocimientos o habilidades con los demás.

De manera que dar no tiene nada que ver con cantidades o formas preestablecidas, sino más bien con la actitud y la posibilidad de hacerlo desinteresadamente en cualquier momento. 

Algunos de los valores que se relacionan con la generosidad son: Gratitud, honestidad, solidaridad, empatía.

Las crisis anuncian oportunidad de dar y de apoyar a quienes así lo necesiten sin esperar nada a cambio y con agradecimiento. Si sembramos para bien, cosecharemos en abundancia.

“Para las almas generosas todas las tareas son nobles”.

(Eurípides)

Todos los días son buenos para mostrar lo mejor de nosotros mismos.

Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *