Intentan reavivar represas y manantiales en Otzolotepec, Temoaya y Xonacatlán

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez.
Uno de los municipios lo hace con creación de árboles nativos y dos con ejemplares estándar, en busca de mitigar daños de la tala ilegal, así como reverdecer bosques y procurar por el abasto de agua.

A través de varias jornadas de reforestación encabezadas por comuneros y autoridades, los municipios de Otzolotepec, Temoaya e inclusive Xonacatlán, pretenden no sólo mitigar daños de la tala ilegal, sino también reavivar represas y manantiales para salvaguardar los bosques y captar agua para riego y consumo humano.

Mediante el área de ecología, Temoaya reportó arranque de reforestación 2021 en el ejido San Pedro Arriba, en la división de los parajes Loma de la Escalera y Piedra Agujerada, en el camino a la presa otzolotepense Los Ajolotes, donde hombres, mujeres y niños participaron en una fría pero animosa mañana.

En la jornada se contó con la participación de la Secretaria del Medio Ambiente, así como de la Protectora de Bosques del Estado de México (Probosque) y de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf), cuyo personal asesoró a los comuneros sobre cómo plantar arbolitos de Oyamel.

Aquella campaña tuvo como objetivo “plantar vida” para que “comunidad y dirigentes “recuperemos nuestros bosques, que nos proporcionan oxígeno y agua”, de acuerdo con expresiones del área de ecología del municipio, instancia cuestionada por la ciudadanía ante la creciente tala clandestina.

Con toque original mediante la técnica japonesa conocida como “bombas de semilla”, Otzolotepec cumple también con el reverdecimiento de sus áreas boscosas, especialmente en la comunidad de Santa Ana Jilotzingo, donde habitantes y funcionarios coordinan acciones en favor del medio ambiente.

A fines de junio, habitantes del barrio Loma de Maguey, territorio de Jilotzingo, supervisaron el brote de cerca de ocho mil bombas, cuya dispersión ocurrió 40 días antes en la zona boscosa, gracias a la participación de delegadas, comité de agua zona I y maquinaria y asesoría técnica del Ayuntamiento.

Este 9 de julio, la dirección municipal de Ecología, en conjunto con vecinos de Jilotzingo ascendieron al paraje Las Berthas, donde cumplieron una jornada de dispersión de bombas compuestas de barro, abono de animales y semilla nativa de la región, con el fin de reavivar el bosque con arboles propios.

La misión de esa jornada fue depositar semillas para devolverle vida al bosque afectado por los talamontes, así como conservar la viveza de los manantiales situados en ese paraje, ya que ahí reposa uno de los mantos acuíferos mas antiguos, que a la vez significa abasto de agua para riego y habitantes.

En Xonacatlán, un municipios atrasado en la lucha pro naturaleza, la Dirección de Ecología, celebró este domingo un plantación de dos mil árboles en el paraje El Conejo de la delegación San Miguel Mimiapan, con participación de autoridades y vecinos.

Los árboles son parte de los cinco mil ejemplares entregados al municipio, donde a mediados de mes se generó un acuerdo para brindar mantenimiento a las represas existentes para riego y otras actividades, bajo presión vecinal de “mitigar” daños a los mantos acuíferos y al medio ambiente en general.

Galería:

Foto: José Ángel Gutiérrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *