Los pilares anónimos de cada oficina, las secretarias

*Melchor García*

Foto: Especial.

“Si ha sido complicado el largo andar de ser secretaria, pero aquí seguimos es una bella profesión a mí me gusta mucho sobre todo ayudar.”, Velia Coyote Rosales, secretaria.

Desde el anonimato millones de mujeres entregan su vida a servir a la ciudadanía. Sin reflectores, las secretarias desempeñan un papel único en cada éxito de empresas, dependencias y unidades económicas, muchas veces sin reconocimiento y con críticas desinformadas de la gente.

Ella es Velia Coyote Rosales, secretaria con 27 años dentro del servicio público, en sus manos, dice, pasaron las máquinas de escribir manuales, las eléctricas, las computadoras, y hoy en ese tránsito cada vez más al internet y las redes. tecnología que dice solo aceleró los procesos para ser más eficientes en sus tareas.

“Es algo que a mí me gusta, me gusta mucho mi trabajo, siempre me han educado que debo ser respetuosa, que debo cumplir mi trabajo y lo que yo digo hacerlo, y hacerlo lo mejor posible.”, Velia Coyote.

El segundo reto, refiere, es saber sortear a cada una de las personalidades de sus jefes directos, cambiantes como la profesión a la que ha dedicado su vida.  

“Hay jefes difíciles, hay jefes buena onda y hay jefes muy complicados que siempre los de abajo tienen la culpa y ellos no tienen la culpa, a veces por un error que uno tenga ellos piensan que se acaba el mundo, ellos no se dan cuenta de que a veces somos seres humanos y nos podemos equivocar, pero el problema no es equivocarse es levantarse.”, dijo Velia Coyote.

Si bien la profesión cambia, primordialmente por la tecnología, la raíz etimológica de su profesión, del latín «secrētus» que significa secreto, asegura, se mantiene como principal pilar.

“Lo principal y lo básico que nos enseñan en la escuela es ver, oír y callar, es primordial, a veces uno como secretaría ve muchas cosas, tanto de las cosas, como de los jefes de los mandos y uno a veces tiene que guardar secretos y silencio, aunque sean injustas.”, dijo.   

El nuevo jefe de cada secretaria, asegura el día de hoy, es el celular, el cual no deja de sonar incrementando sus horas de labor sin horarios; actividad de la que reconoce el apoyo siempre leal de su familia como principal motivo para salir adelante.

“Agradecerle a mi esposo, a mi hija que me han dado la oportunidad de trabajar, de desarrollarme, de desempeñarme y hacer lo que me gusta.”, Velia Coyote.

En el marco del día de la secretaría que se celebra este miércoles reconoce a los compañeros de trabajo que se convierten en su segunda familia, pero también a sus jefes que sin esa presión diaria no la harían exigirse más por ser mejor cada día.  

“Felicitar a todas mis compañeras que se la pasen muy bien, hay que disfrutar lo que hacemos y siempre hacer lo que nos gusta, no hacer algo por obligación porque si no nos grada y no estamos a gusto, las cosas no salen bien.”, finalizó.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.