viernes, mayo 17, 2024
MunicipiosPolíticaPortada

Oscar González propone eliminar ordenamientos gubernamentales y revisar derogación de impuestos

Alberto Dzib.

Oscar González Yáñez, candidato del PT, a la gubernatura del Estado, durante su reunión con el Consejo de Cámaras y Asociaciones del Estado de México (Concaem).

Durante una reunión con el Consejo de Cámaras y Asociaciones del Estado de México (Concaem), el abanderado del PT para la gubernatura de la entidad, Oscar González Yáñez, se comprometió que, de ganar la contienda, su administración derogaría, al menos, dos ordenamientos jurídicos del estado y dos impuestos aplicados a la iniciativa privada.

Dijo, en primer lugar, que su prioridad será la eliminación de la tenencia vehicular, en el Estado, para evitar que los automovilistas realicen sus trámites en otras entidades, donde no existe este impuesto; además, consideró prudente cesar lo que se conoce como ley seca y abrir, nuevamente, el horario de venta de bebidas alcohólicas; puesto, estableció que, aunque parece lo contrario, el tope de venta a las 2 de la mañana genera más accidentes e inhibe la productividad del sector de bares.

Aseguró, por otro lado, que evaluará la reducción del impuesto sobre el hospedaje fijado en 4%, lo que lo convierte en el más alto del país, y a su parecer, reduce las posibilidades de que el Estado se convierta en un lugar preferido para el turismo.

Enfatizó en materia de impuestos, que eliminaría el monto sobre nómina que los empresarios pagan al gobierno, en 3% por cada empleado, y la nueva disposición sería orientar ese porcentaje al salario de la plantilla laboral, con lo que se comprometió a aumentar el salario de los mexiquenses desde el primer día.

“El otro tema es el impuesto a la nómina; el impuesto a la nómina que en este momento está al 3%, yo lo que les propondría es que ese impuesto a la nómina desapareciera y fuera cargado directamente al salario del trabajador; por eso, desde el primer día, nosotros, podríamos aumentar el salario en un 3%”.

Por otro lado, prometió, a las cámaras y asociaciones empresariales de la entidad, que generará estímulos empresariales; para que, además de la inversión, la iniciativa privada traslade su domicilio fiscal a la entidad, en razón de que ello beneficiaría la generación del Producto Interno Bruto y por lo tanto las participaciones federales que el Estado de México recibe cada año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *