Preferible la Discriminación de E.E.U.U a la que se vive en México; Asegura Migrante Guatemaleño

Alberto Dzib

JOSE RAMIREZ MIGRANTE DE GUATEMALA

José Alí Ramírez Tejada es un migrante procedente de Guatemala que desde hace dos meses radica en México y aunque es la segunda vez que visita la República, ésta ocasión según sus palabras ha sido una travesía horrible, ya que durante el viaje ha sido víctima de diversos abusos.

En entrevista el ciudadano guatemalteco, refirió que en 2009 cuando también estuvo en el país y vivió en Tijuana, en términos generales le fue bien, pero ahora en su paso por el Estado de Oaxaca principalmente se vio implicado en un sinnúmero de agresiones.

”Ahorita en éste viaje si me fue como decimos ´de la patada´, no solo discriminación, sino que robo, asalto, casi secuestro, entre otras cosas”.

A pesar de que se tiene registro acerca de que las autoridades municipales son quienes por lo general agreden a los migrantes, Alí Ramírez destacó que fueron las propias personas de los pueblos quienes por una cuestión meramente discriminatoria lo hicieron pasar momentos desagradables.

“Fueron personas, o sea no autoridades, personas, cómo te puedo decir, delincuentes y personas discriminativas no por razones pobres sino solo por no ser del lado de ellos”.

Compartió que en su camino pudo convivir con más migrantes y su caso comparado con el que ellos vivieron es mínimo ya que gran parte de los hombres son golpeados, algunos asesinados y a las mujeres se ven afectadas principalmente por abuso sexual.

En éste sentido aseguró que no obstante de que aún no ha llegado a Estados unidos y no es su meta hacerlo, preferiría sufrir la discriminación de ese lado pues dijo increíble y tonto el que los mexicanos al ser parte también de una sociedad migratoria repita lo que no le gusta, pues en Norteamérica dijo, también son discriminados.

Por ello llamó a la sociedad mexicana a asumir un papel más humanitario con los latinos pues derivado de la falta de seguridad, los migrantes están optando por tomar rutas aún más peligrosas y ello en la mayor parte de los casos atenta contra su vida.

“Que dejaran de ser poco humanistas, que se refirieran más a nosotros con más respeto y que pues, que hubiera una mejor forma de migración, más caracterizada en apoyarnos no que en jodernos”. Expresó el migrante centroaméricano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.