martes, abril 16, 2024
MunicipiosPortadaSeguridad

Se resisten taxistas a implementar cámaras de videovigilancia, GPS y botones de pánico

Compartir:

*Alberto Dzib*

FOTO: ALBERTO DZIB.

Alrededor de 500 taxistas de diversas organizaciones en el Valle de Toluca realizaron una manifestación frente a palacio de gobierno del Estado de México, para exigir que se cancele la disposición de Gaceta de Gobierno del 20 de marzo, de este año, en la que se establece que los concesionarios de transporte en la entidad deberán implementar en sus unidades botones de pánico, GPS y cámaras de videovigilancia, pues aseguran que es imposible atenderlas.

Aproximadamente a las 10 de la mañana inició la movilización de taxistas, quienes, de manera pacífica, colocaron sus unidades en los carriles laterales de Lerdo para esperar que su comisión de líderes lograra un acuerdo con los funcionarios estatales, sin embargo, a la 1 de la tarde, por falta de acuerdos, bloquearon el tránsito vehicular para presionar al gobierno mexiquense a la modificación del ordenamiento en el estado.

A decir de David Moreno Cruz, miembro del gremio de taxistas, este acuerdo impulsado por la Secretaría de movilidad implicaría un desembolso de hasta 45 mil pesos por cada uno de los aparatos que se requieren en gaceta, lo cual se sumaría al incesante aumento en el litro de combustibles y haría inviable que los taxistas cumplieran por la afectación a su economía.

“Es una normativa que nos quieren hacer que está completamente fuera de nuestro bolsillo, porque imagínese, constantes aumentos de gasolina y quieren que implementemos esto, lo vemos complicado; estamos hablando de unos 35 a 45 mil pesos por cada aparato”.

En lugar del implemento de los aparatos tecnológicos para la seguridad abordo, los inconformes señalaron que el gobierno estatal debe aumentar los retenes para detectar delincuentes y descartar la disposición, ya que ni con el alza en las tarifas del transporte público se podría solventar el punto que todos los concesionarios del estado deben cumplir este año.

Después de las 2 de la tarde la comisión de líderes salió de la reunión con funcionarios mexiquenses anunciando a su gremio que no se consiguieron acuerdos, pero que se mantendrán en la lucha para evitar que se tengan que adquirir las cámaras, botón de pánico y el GPS para sus unidades.

Por otro lado, exigieron que se acote el número de concesiones que se otorgan en el estado para taxis, pues aseguran que ya hay una sobreoferta del servicio y ello reduce la competitividad del gremio, más aún si se deben cumplir las nuevas disposiciones y la gasolina sigue subiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *