Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

  • Reestructuración del Gobierno del estado parece a todas luces poco efectivo ante los tiempos que vivimos. 
  • Es probable que sólo sirva para reducir el gasto, pero eso no le dará mayor efectividad. 
  • Pésima decisión mandar Turismo a la Secretaría de Cultura, un cambio sin sentido que minimiza el tema económico. Mensaje de lo poco que confían en Enrique Jacob. Tampoco le dan el DUF. 
Foto: Archivo.

Sin duda alguna, la noticia sobre la iniciativa que envían al Congreso del Estado sobre la reestructuración que sufrirá la organización del Gobierno del Estado de México fue de lo más importante que se dio a conocer cuando se cumple el tercer año de una administración que pocos resultados positivos ha entregado. 

De acuerdo al boletín que dieron a conocer, la reestructura es para garantizar una eficiencia administrativa, optimizar resultados y reducir el gasto público. 

Si nos referimos sólo al tema económico y le dicen a cualquier representante de este sector si les parece que existe eficiencia administrativa en el gobierno estatal, difícilmente alguien responderá afirmativamente.  

Así que hablar de garantizar esa eficiencia parece una postura poco realista. Sólo tenemos que referirnos al tema del Dictamen Único de Factibilidad y el tiempo que tardan en otorgarlo. Casos con tres años de retraso, eso no es ser muy eficientes. 

Optimizar resultados. La pregunta sería ¿Cuáles? Para partir de algo. 

¿Resultados? Si nos referimos de nueva cuenta al sector económico, los indicadores sólo hacen referencia a malos, pero oscilarían, sin ningún problema entre malos y pésimos. 

Ya los hemos mencionado en otro momento, pero podemos repetirlos. La economía, desde que llegó esta administración ha registrado bajas. Sólo el primer trimestre que estuvieron al frente fueron positivos y eso porque tenían la inercia de lo que había dejado la pasada administración. 

De acuerdo al INEGI, el año pasado el Producto Interno Bruto fue de -2.2%. 

Las actividades secundarias o las que se refieren a la industria han registrado sólo números negativos cada trimestre. El pésimo planteamiento y operación de las políticas económicas provocaron que este sector se vaya en picada. Más allá de las frases adornadas que hacen algunas de las principales organizaciones empresariales cuando asisten a eventos del gobierno estatal. 

La frialdad de los números sólo nos muestra una industria en los peores momentos. 

En el sector terciario, desde hace más de 20 años no se observaban caídas consecutivas en dos o tres trimestres y en este sexenio ya se notó. El año pasado el último trimestre fue el que salvó al indicador de tener registro negativo anual. 

El empleo en picada, antes de los estragos por la pandemia y de acuerdo a la última encuesta del INEGI presencial, la tasa de desempleo rebasaba el 5 por ciento y de acuerdo a la presidente del Consejo Coordinador Empresarial ahora se encuentra en 6.2%. 

La informalidad, de acuerdo al mismo INEGI llega al 70 por ciento. 

La atracción de la Inversión Extranjera Directa de acuerdo a la Secretaria de Economía ocupa el quinto lugar. 

Y el próximo mes tendremos los datos de lo que será la peor caída que tenga la economía estatal en su historia, al menos desde que se tienen registros actuales. Banamex estimaba hasta hace un mes que estaría por arriba del 12 por ciento, pero podría no estar tan lejos de lo que fue la caída del PIB nacional que llegó al 18% 

Poco que presumir en el sector económico. 

Crear la Secretaría de la Mujer para impulsar políticas que garanticen la igualdad, la erradicación de la violencia de género y la protección de niñas y mujeres. 

Sorprende esta secretaria, sobre todo si hablan de reducir el gasto público, porque en este momento tienen al Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social, pero el apoyo que le dan es escaso. La titular de este organismo trabaja con lo mínimo indispensable, pero en lugar de fortalecerlo en todos los aspectos, lo elevan a nivel de secretaria. 

Porque a pesar del trabajo que realizan en ese lugar y los resultados que ha entregado la responsable, obedecen más a esfuerzos individuales o de un trabajo en equipo. Sin duda un movimiento que tiene como objetivo el 2021. 

Fusionar las secretarias de Desarrollo Urbano y Metropolitano con la de Obra Pública no es más que regresar a los orígenes, cuando era una sola dependencia, lo mismo que Movilidad y Comunicaciones. La pregunta en este caso es quien será el responsable de la instancia, porque en Movilidad se encuentra uno de los secretarios más criticados y menos efectivos. 

INCREÍBLE FUSIONAR TURISMO CON CULTURA Y DEPORTE. LO DE SEDAGRO SÓLO UN MANEJO DE PALABRAS

Estos cambios sólo muestran el poco interés que se tiene en el sector económico en la actual administración, así como la poca confianza en el titular de Desarrollo Económico, Enrique Jacob, quien a pesar de esto insiste en quedarse en el gabinete que pelear por ganar una diputación. 

Y es que el otro par de fusiones tienen lógica, Desarrollo Urbano y Obra Pública, Comunicaciones con lo que antes era Transporte. En otro momento Turismo era parte de la Secretaria de Desarrollo Económico, pero prefieren mandarla a Cultura. 

Seguramente quedará el frente Marcela González que, si fue capaz de decir en su momento que podía manejar el deporte, porque un pintor o un músico podían considerarse atletas de alto rendimiento, sin duda que ahora dirá que entiende perfecto lo que es el turismo. 

Marcela González que ha pasado por varios partidos políticos, sin una ideología política clara; una secretaria que apenas en tres años se ha metido en infinidad de polémicas y que tampoco le importará meterse en más al no saber nada de turismo sería la titular. 

Siempre impositiva buscará manejar a los empresarios como a ella le hagan saber sus asesores en el mejor de los casos. Qué lo más seguro será que intentará intimidarlos. 

De nueva cuenta la instancia perderá todo lo que avanzó en unos meses cuando cambiaron a la titular que sólo llegó a gastar el presupuesto de la dependencia. 

Los empresarios del ramo están preocupados ante la poca seriedad que tienen para manejar este tema. 

Si lo de Turismo no se entiende, menos lo de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario que sería del Campo. Esa dependencia no necesita un cambio de nombre, requiere inyección de recursos.  

Pero si por decisión de gubernatura el fertilizante se lo dan a manejar a una subsecretaria de Desarrollo Social, dependencia que es manejada por Erick Sevilla que está más interesado en promover a su esposa para que sea la próxima alcaldesa de Lerma. No es descabellado pensar que supongan que con el sólo cambio de nombre ya será más eficiente. 

Una reestructuración que se entiende en el caso de dos fusiones, la de Desarrollo Urbano y Movilidad. 

El resto va desde lo poco entendible hasta lo burdo. 

Todavía falta que lo aprueben. 

Filed in: Municipios, Nacionales, Opinión, Política, Portada Tags: 

You might like:

Desde las Alturas Desde las Alturas
Desde las Alturas Desde las Alturas
Desde las Alturas Desde las Alturas
Desde las Alturas Desde las Alturas

Leave a Reply

Submit Comment

© Copyright 2020 | Todos los derechos reservados. Diario Evolución.

Sitio desarrollado por CGM Agencia.