Desde las Alturas

*Arturo Albíter*

Foto: Especial.
  • A casi un año y medio de la elección para gobernador se nota un PRI dividido con dos bandos claramente opuestos.
  • Los diputados locales, Alejandra del Moral y Elías Rescala se muestran poco, esperando una señal de su jefe.
  • Reforma Eléctrica en el ámbito federal y Reforma Constitucional en lo local serán pistas de inicio.
  • Sin la alianza con el PAN y PRD todo se le complica al PRI. Morena adelantado.

En este momento la elección para gobernador en el Estado de México, así como la del ejecutivo federal se han adelantado; en otro tiempo, para el primer caso, el banderazo de salida se notaba hasta que pasaba el quinto informe de labores del mandatario.

Eso quedó en el pasado, el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador provoca la especulación hablando de los candidatos de su partido y que apoyará al que gane la encuesta, tal y como lo advirtió hace apenas unos días.

En el Estado de México, Higinio Martínez y Enrique Vargas se han encargado de poner el tema en el interés, al menos, de la clase política en todo el territorio estatal.

EL PRI ENTRE SER INSTITUCIONAL O RESPONDER A LOS NUEVOS TIEMPOS

Por lo regular el PRI es un partido en el que sus militantes son institucionales y esperan los tiempos para hablar de su interés por participar como candidato en alguna elección.

Para nadie es un secreto, que siempre esperan, la llamada del “jefe” para empezar a moverse, porque si lo hacen antes “no salen en la foto”.

El hecho de que en la entidad siempre ha gobernado un priista, los obliga a cumplir con todos los requisitos, si alguien se movía antes de tiempo o quería irse por la libre, regularmente lo dejaban fuera del juego, sólo debemos recordar el caso del tristemente célebre Isidro Pastor.

Pero los tiempos de un primer priista con liderazgo y respeto total, con una imagen de fortaleza entre la clase política de su partido y de su gabinete parece que son cosa del pasado.

El PRI en el Estado de México se nota dividido y el hecho de que el mandatario estatal tenga una relación estrecha, para muchos en demasía, con el presidente AMLO ha provocado que cada vez aumente más la incertidumbre entre la militancia.

Desde hace muchos años no se notaba un Comité Directivo Estatal tan pobre y ahora si es literal, porque nos referimos a la pobreza económica. Aunque la presidente del PRI busque la manera de mantener viva la estructura, la situación es complicada cuando no se tiene dinero y menos en tiempos de crisis económica.

LOS GRUPOS QUE SE DEJAN VER

Dos opciones son las que, al menos en este momento, se manejan como las que podrían recibir la “bendición” del jefe.

Por un lado el diputado y líder de la fracción en el Congreso local, Elías Rescala que tiene cuatro años como la mano derecha del mandatario cuando se trata de atender temas políticos. Aunque no era el Secretario General de Gobierno, tenía enorme influencia.

Pero como legislador se ha quedado corto, la fracción se divide y cada día le resulta más complicado mantener el liderazgo y menos cuando tiene en la bancada a políticos que le llevan años de experiencia.

Si se trata de mujer, entonces las miradas apuntan a Alejandra del Moral, diputada y presidente del PRI estatal. Se muestra cauta y lejos de los reflectores, como si no quisiera cometer un error que la saque de la jugada.

Ricardo Aguilar y Ana Lilia Herrera son las figuras que se notan con mayor fortaleza entre los diputados federales.

El distanciamiento entre Alejandro Moreno y el mandatario estatal tampoco es un secreto. Cada uno intentará imponer candidato.

Pero si no se tienen acuerdos, dos figuras pueden surgir. Ernesto Nemer que cada vez se especula más, podría salir del gabinete al inicio del año y sin presión directa podría “moverse” y la que por mucho, se ha convertido en la mejor diputada federal, con atributos que no tiene ningún otro aspirante dentro del PRI, Laura Barrera.

Si bien falta cerca de un año para hablar con más certeza de aspirantes para ser candidato, lo que parece un tema que se debe resolver, es la Alianza. En este momento el PRI, sólo sería competitivo al lado del PAN y PRD. Morena parece con ventaja si cada uno va por su lado.

El factor Enrique Vargas será decisivo. No quita el dedo del renglón para ser el candidato que abandere la Alianza.

Cada paso e iniciativa importante en el Congreso local y federal será una pista para darnos una idea más clara de lo que podría pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *