Dirigencia provisional del PRD presenta plan de reactivación

*Alberto Dzib*

Foto: Alberto Dzib.
Simpatizantes de Cristian Campuzano rechazan destitución de su líder y señalan que no permitirán que Omar Ortega y Javier Rivera se adueñen del partido.

La dirección provisional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Estado de México, anunció que iniciará un proceso de reestructuración del partido, pero durante la presentación se hizo visible que la lucha interna no cesa, pues un grupo de militantes rechazó la legitimidad de quienes asumieron la dirigencia.

Debido a que el pasado 8 de agosto el consejo estatal del PRD acordó remover del cargo a su presidente estatal, Cristian Campuzano Martínez, por presunto incumplimiento de sus obligaciones, Javier Rivera Escalona, secretario general del partido ahora en funciones de presidente, dijo la ruta para los siguientes meses será reestructurar los órganos del sol azteca, principalmente a nivel municipal. 

Comentó se organizará la composición de los 125 órganos de dirección municipal debido a que actualmente sólo operan 65 y muchos quedarán incompletos en razón de que sus titulares fueron electos como regidores, además de que se designarán delegaciones municipales y se impulsará un programa de capacitación y de desarrollo de la política pública municipal en los gobiernos que emanan del partido, 

Vanessa Linares, secretaria de Asuntos Electorales y Política de Alianza del partido, dijo que también se convocará a una conferencia legislativa para establecer una actualización de su plataforma política, programar las iniciativas que la bancada local del PRD habrá de impulsar en la LXI Legislatura local y también para definir al coordinador de la misma.

Inconformidad de militantes 

La irrupción del grupo de simpatizantes de Cristian Campuzano se registró justo al inicio de la presentación, cuando con pancartas y consignas, rechazaron la legitimidad de la dirección provisional y señalaron que el Consejo estatal donde se determinó destituir a su presidente fue ilegal, pues más de 100 consejeros estatales no habrían sido convocados.

Criticaron que el legislador Omar Ortega y el secretario Javier Rivera, pretenden adueñarse del partido, lo cual dijeron no permitirán y llegarán hasta las últimas consecuencias para que se respete la legalidad en el partido. 

Ante ello, Javier Rivera consideró que se deben seguir los cauces legales para resolver los conflictos internos y llamó a quienes no coincidan con la decisión del Consejo estatal a que se impugne ante los órganos internos del PRD o las instancias jurisdiccionales, pero que se haya respeto para lograr el acuerdo que necesita el partido de cara a su participación en futuros procesos democráticos.

Agregó que en un plazo máximo de 15 días se espera que haya una convocatoria a la mesa política donde habrá de definirse a quien será la o el dirigente del PRD para los siguientes tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *