Domingos

*Eréndira Zavala C*

Foto: Ilustrativa.

Un día, uno de mis hijos pidió permiso para salir un domingo a desayunar con sus amigos, después de hacer un recorrido en bicicleta; aunque pueda sonar un tanto trivial, preferíamos que solo asistiera a andar en bicicleta y regresara a desayunar con nosotros.

Esto puede parecer que es solo un permiso y no debiera haber mayor problema, pero me hizo pensar en cuánto se transforman las actividades comunes para convertirse en tradiciones.

Continua leyendo en el siguiente link:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *