sábado, marzo 2, 2024
La Mayoría SilenciosaOpinión

Elección 2024 ubicará a partidos y grupos en su realidad

Foto: Especial.

De los resultados electorales que tenga cada partido político, en la elección del próximo 2 de junio, los grupos y las figuras políticas serán ubicados por la realidad, la esperanza de todos está en las alianzas que han realizado para fortalecer sus aspiraciones de sobrevivir, de crecer, de pelear en el futuro por la gubernatura o incluso de ser primera o segunda fuerza en el Congreso mexiquense, para acceder el dominio de la Junta de Coordinación Política.

Los escenarios son variados, pero luego de perder la gubernatura, sus aliados le dieron mucha vida el tricolor, si el PRI no mantiene la confianza de La Mayoría Silenciosa en la elección, el PAN tomará el papel de opositor natural a Morena y, con ello, los papeles en el 2027 se invertirán con Acción Nacional tomando la batuta; mientras el PRD y NA luchan por su vida, pero gracias a los números se ve que mantendrán el registro en el Estado de México.

Para quienes no conocen los números de la coalición, Fuerza y Corazón por el Estado de México acordó que, de las diputaciones locales en candidatura común al PRI le tocan 47 por ciento, al PRD el 40 por ciento, al PAN 7 por ciento y Nueva Alianza se queda con el 6 por ciento, números que saldrán de los 10 distritos en los que compiten juntos, Tultitlán, Zumpango, Texcoco, Nezahualcóyotl, Ixtapaluca, Ecatepec, Tultepec y Coacalco.

Mientras que, en 31 distritos, donde hicieron coalición, cada uno se queda con los sufragios que La Mayoría Silenciosa les otorgué; de ellos, 17 son para el PRI, en 10 encabeza el PAN, en 4 el PRD y NA ninguno. Fuerza y Corazón también fue generoso en con los partidos pequeños en la repartición de los ayuntamientos, aunque ahí no se juega el registro, ellos quedarán con buenas posiciones, porque al PRI le asignan el 40 por ciento, a Nueva Alianza el 28 por ciento, al PAN el 21 por ciento y al PRD el 11 por ciento, en la modalidad de candidatura común.

De los resultados que se obtengan, se podría decir que, en el PAN, Anuar Azar y Enrique Vargas saldrían fortalecidos en sus aspiraciones a la gubernatura, que, hasta ahora, debe recaer en un masculino.

En el PRI, aunque Ana Lilia logré sacar adelante al partido, su impacto no sería muy importante porque el próximo candidato debe ser hombre.

Si los resultados no le favorecen al PRD en lo nacional, los perredistas mexiquenses pelearán por el liderazgo local, pero como Omar Ortega ya no cuenta con el apoyo del PRI-Gobierno, tendrá que enfrentar a ADN de Héctor Bautista por las rémoras del sol azteca.

En el caso de Morena y sus aliados, los grupos se juegan la viabilidad de su proyecto futuro y la confianza de la gobernadora, Delfina Gómez. En estos momentos, falta poco para saber a qué grupo le asignan las principales candidaturas y quien tendrá mayores posibilidades de competir en la elección, en este caso, Higinio Martínez, Mariela Gutiérrez, Fernando Vilchis, Francisco Vázquez y Horacio Duarte pelean de manera frontal los mejores municipios y las candidaturas a diputados locales, porque los recursos económicos y la interlocución con la gobernadora serán factores importantes para el futuro.

A los líderes del PT, Óscar González, y del Verde, José Couttolenc les urge reposicionarse. Al primero, el comité nacional, por medio de su delegado, lo tiene bajo presión, y al segundo, Eruviel Ávila lo ha desaparecido, sin problema alguno, como líder estatal. Sin embargo, el líder del PT mexiquense tiene mucha experiencia y es hábil para sortear los problemas, no así, el joven verde que no tiene ni liderazgo, ni base que lo sostenga.

Para las diputaciones locales en candidatura común, los partidos de la coalición Seguiremos Haciendo Historia en el Estado de México, acordaron repartirse el 34 por ciento a Morena, el 33 por ciento al Verde y el PT del total de votos, lo cual permite a los institutos políticos mantener su registro; sin embargo, la oposición tiene mayor dominio en los 9 distritos donde aplican está figura, Tenancingo, Teoloyucan, Atlacomulco, Jilotepec, Ixtlahuaca, Zumpango, Tianguistenco, Metepec y Zinacantepec.

Pareciera que todo está determinado para la elección del 2 de junio, pero los partidos y los líderes saben que la elección será muy polarizada y varios sectores de la población no están contentos con la forma de gobernar del presidente, Andrés Manuel López Obrador, las bases de Morena tampoco están contentas con el arribo de militantes de otros partidos y, en muchos casos, no van a apoyar si las candidaturas caen en estos personajes.

Diario Evolución te recomienda lee la pasada edición:

Un comentario en "Elección 2024 ubicará a partidos y grupos en su realidad"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *