martes, mayo 21, 2024
Opinión

Mis padres no me aman

*Aarón Dávila*

Foto: Ilustrativa.

“La juventud sabe lo que no quiere antes de saber lo que quiere”. JEAN COCTEAU

Me gustaría aclarar antes de seguir, que tus padres si te aman.

Difícilmente algo en esta vida puede hacer que tus padres dejen de amarte; todo se trata de la percepción que tenemos de las cosas.

Permíteme explicar mi punto:

La percepción de la realidad puede ser influida por muchas cosas y de diferentes formas, como por ejemplo; el no estar de acuerdo en una misma idea o con un mismo asunto.

Pensar diferente es lo que hace divertida la vida, imagina que todos pensáramos lo mismo todo el tiempo o estuviéramos en total acuerdo siempre por todo, la verdad qué aburrido.

Tus padres no pueden ver la vida como tú la vez y ni siquiera pueden hacer las cosas que tú haces, pueden imaginarse por lo que estás pasando porque alguna vez tuvieron tu edad y vivieron su propia historia, pero no pueden resolver las cosas por ti, ni de la misma forma que tú lo haces.

Todo esto representa un obstáculo natural en nuestra relación, pero no tiene por qué convertirse en decepción ni en fracaso, por el contrario, si comprendemos que en tal diversidad de pensamiento y de situaciones, es posible lograr acuerdos y entablar consensos, todo tomará sentido.

Tal vez, sin darte cuenta, tus padres piensen lo mismo que tú, imagina tan solo a tus padres decir: ─Mi hijo no me ama, ─  ─nunca me hace caso, ─ ¡no me entiende! ─

¿Imaginas esa escena? Pues aunque no lo creas así pasa, tus padres también sufren cuando tú dejas de escucharlos o no los obedeces.

No pretendo tomar partido por unos o por otros, lo que realmente me interesa es dejar claro que tus padres en verdad te aman, siempre te han amado y siempre te amarán, es tan solo que no son perfectos, cometen errores y en ocasiones ni siquiera se percatan de ellos, pero estoy seguro que si hablas con ellos y les presentas tus sentimientos y tu forma de sentir las cosas, ellos estarán dispuestos a corregir el rumbo y hacer las cosas mejores.

Ojo; hacer las cosas mejores, no quiere decir hacer todo como a ti te guste o te convenga, porque simplemente así no funciona la vida, debemos entender que constantemente habrá puntos, por los que debamos llegar a acuerdos con nuestros padres, simplemente, porque así es como conviene.

Con toda paciencia y con todo amor, reconoce el amor de tus padres que, repito, no hacen las cosas con malas intenciones, como en ocasiones te parece, sin embargo, realmente te aman y serían capaces de sacrificar su vida por ti si fuera necesario y sin dudarlo.

El rey Salomón decía que:

“Los hijos son como saetas (flechas) en la aljaba del cazador”

Esto representa mucho, ya que los hijos nos convertimos en la fuerza de nuestros padres, en ayuda oportuna y más aún, justo en quienes los representarán en los días por venir.

Por favor, no te confundas, tus padres te aman y eso nunca cambiará. Probablemente no siempre sepan expresar su amor o cariño, pero no significa que no te amen, en todo caso significa que ellos por su parte vivieron infancias o situaciones diferentes a las que tú has vivido y probablemente no fueron sencillas.

Ten presente en todo momento que tú eres lo más grande que tus padres han recibido en la vida. Habrá quién diga o piense que no fue un hijo o hija deseado o planeado y eso probablemente te haga sentir menos, pero borra eso de tu mente porque aun así, el impacto de cargar a un hijo o hija y tenerlo frente a ti al nacer lo cambia todo, esa experiencia quebranta el corazón más duro.

El amor de nuestros padres fue sin duda alguna forjado en el corazón de Dios, tan solo permite que tus ojos encuentren su mirada y descubrirás lo profundo de ese amor por ti.

Un amor que aun cuando alguien intentara ignorar jamás lo conseguiría.

─Tomado del libro “Una juventud con actitud” escrito por Aarón Dávila Payán −

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *