CDMX va por cobrar impuestos para conciertos en Internet y apps de reparto

*Redacción Diario Evolución*

Foto: Ilustrativa.

La Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México informó que se pretender cobrar un impuesto a las aplicaciones de reparto de mercancías y de comida que sería hasta este momento Rappi, DiDi Food, Uber Eats y Amazon, de igual manera también proponen cobrar impuestos a conciertos en Internet, como una medida de recuperación debido a la crisis por el coronavirus.

Queda claro que estos conceptos son nuevos tras adaptarse a las plataformas digitales por la pandemia de COVID-19 lo que originó que millones de personas usaran estos nuevos métodos para adaptarse a la nueva normalidad, ante ello, el gobierno de la CDMX argumentó que la legislación también se tiene que adecuar y de dar otro supuesto empuje a la economía del país.

En el caso de los concierto que se transmitan por Internet, el gobierno que encabeza la morenista Claudia Sheinbaum propone que se cobre “una cuota de acceso, entrada, donativo, cooperación o cualquier otro concepto, ya sea directamente o por un tercero para obtener una liga de acceso, usuario y contraseña o cualquier método que se emplee para poder ingresar a la transmisión del evento”.

Se señala que los promotores de estos eventos que derivado de la emergencia sanitaria obligó la suspensión de sus actividades no esenciales encontraron nuevas alternativas a través de transmisiones de manera digital, y de los cuales indican, han obtenido ingresos: “Los espectáculos públicos que sean transmitidos en vivo de manera digital, se encuentran sujetos al Impuesto sobre Espectáculos Públicos, lo anterior, sin incidir en el objeto tributario del Impuesto al Valor Agregado”, añade el texto.

En el caso de las apps de reparto, de comida o de entrega de alimento, sería de un impuesto del 2 por ciento del monto del total de las ventas, antes de impuestos, por cada entrega de bienes a personas físicas o morales que concreten.

Cabe mencionar que en este caso solo se considera que quienes deberán hacer el pago fiscal son los administradores de las plataformas o aplicaciones y no se prevé que sea trasladado a los consumidores finales o a los trabajadores, en este caso, el Congreso local de la Ciudad de México tiene hasta el 15 de diciembre para votar a favor o en contra de dicha propuesta, y hasta el momento las autoridades de dichas empresas no han emitido ningún pronunciamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.