viernes, julio 19, 2024
Cultura

Leyendas en México III

*Eréndira Zavala C*

Foto: Ilustrativa.

En esta ocasión comparto tres leyendas terroríficas poco conocidas pero que también provocan que la piel se ponga de gallina y volteemos alrededor para saber si alguien nos observa.

La bruja de Tepoztlán. Cuenta la leyenda que en Tepoztlán vivía una bruja llamada Eztli, la gente se encerraba en su casa en cuanto anochecía por miedo a encontrarla pues se decía que, por la noche, Eztli se cambiaba las piernas por unas de guajolote, se arreglaba, subía a su escoba y salía volando al cerro para encenderse como bola de fuego mientras acechaba a sus víctimas. Ella estaba casada con Tenoch, quien desconocía su verdadera naturaleza, pero de la que comenzó a sospechar por los rumores que escuchaba. Un día decidió espiarla, cuál sería su sorpresa al verla cambiando sus piernas y salir volando. Con tal espanto acudió a sus vecinos y tomando antorchas y machetes subieron al cerro, encontrándola gracias al llanto de un bebé que había robado y pretendía matar. Tenoch aterrado, la atrapó y con la ayuda de la gente, armó una hoguera para quemarla. Cuando estaba en llamas, se dice que se escuchó la voz del demonio diciendo “ven a mí”. Desde entonces, nadie se atreve a subir al cerro de Tepoztlán después de las 9 de la noche.

Diario Evolución te recomienda: Leyendas en México II

La tía Albina. En Xochimilco, en el barrio la Concepción Tlacoapa, vivía Albina con su padre Tobías, dedicados a la venta de frijol y maíz, con una riqueza inexplicable en oro y plata y rodeados de animales raros en su casa. Se decía que era tanto dinero que lo sacaban al patio para ventilarlo en ollas de barro; su casona era grande rodeada de árboles frutales y fuentes, Albina siempre vestía de negro y llamaba la atención el paliacate en la cabeza que nunca se quitaba porque escondía un par de cuernos…

Conoce más de estas leyendas en el siguiente enlace de Tradición es Cultura:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *