Ante nueva normalidad, UAEMéx incentiva prácticas saludables entre su comunidad y público en general

Foto: UAEMéx.
A través de La Clínica Multidisciplinaria de Salud se ofrece gratuitamente en línea el programa “Buenos hábitos”.

Para que la comunidad universitaria y público en general incorpore a su vida diaria prácticas saludables, la Clínica Multidisciplinaria de Salud (CMS) de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx) ofrece en línea el programa “Buenos hábitos” que consiste en una intervención gratuita de ocho semanas, tiempo estimado para adoptar un hábito que eleve la calidad de vida.  

El universitario de la Autónoma mexiquense, Antonio Laguna Camacho señaló que dicho programa facilita guías que pueden practicarse de forma sencilla y de manera periódica con el propósito de incrementar el bienestar de las personas, pero especialmente, para disminuir el peso corporal, una de las principales condiciones asociadas a complicaciones tras haber contraído COVID-19.  

Al referir que “Buenos hábitos” está abierto a personas de los 7 a los 64 años de edad sin enfermedades graves, el especialista de la CMS destacó que se contribuye a identificar prácticas cotidianas que pese a su conocimiento son fácilmente descuidadas en la vida diaria, entre ellas, disminuir consumo de comida chatarra, ejercitarse, tomar agua, comer frutas y verduras, ocuparse en actividades motivantes, cepillarse los dientes, entre otras. 

El universitario explicó que los hábitos juegan un papel muy importante, por lo que un consumo de alimentos procesados, altos en azúcares, grasas y sales, aunado al sedentarismo pueden generar inflamación por obesidad, niveles elevados de partículas de grasa en la sangre (hiperlipidemia), nivel alto de azúcar (hiperglucemia) e hipertensión arterial. 

En cuanto a la reducción de comida no saludable, el especialista refirió que en promedio las personas pueden llegar a consumir 12 veces a la semana alimentos procesados y cada ingesta contribuye al ingreso de calorías en el organismo que con el tiempo se acumulan en el cuerpo y aumentan el peso. 

Indicó que, sin un plan alimentario restrictivo, es posible disminuir a la mitad el consumo de alimentos no saludables por un periodo de ocho semanas, lo que tendrá un efecto reductor en peso y grasa corporal de aproximadamente un 1 kilogramo equivalente a 10 barras de mantequilla.

Galería:

Foto: UAEMéx.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *