ERUVIEL INDIFERENTE AL PROBLEMA DE TRANSPORTE

Lanuza quiere ganar en los tribunales su regiduría

Acomodos en el GEM, resultados siguen igual

Extraño que OGY no defienda al PT

LOGO LA MAYORIA

A dos años de haber dado a conocer un plan de 10 puntos para mejorar el transporte públicos, los males del transporte siguen igual, nada cambia, pareciera como si el tiempo se hubiera congelado en todo el Estado de México; unidades anacrónicas, mal servicio, cafres porque no se les pueda llamar conductores, bases irregulares de camiones, inseguridad -incluso a bordo-, accidentes, pero sobre todo automovilistas y peatones que corren riesgos al transitar en las avenidas por donde pasan estos peligrosos choferes.

El último accidente en la ciudad de Toluca, indignó a La Mayoría Silenciosa, pero para las autoridades solo es un caso más, es tanta su indiferencia que todo lo resuelven con un ´si habrá indemnización’,  ‘vamos a castigar a la línea y al chofer’ y a los tres días salen libres como si nada y las empresas de transporte ni siquiera son amonestadas.

La situación no es privativa de Toluca, en el Valle de México y en la zona Oriente las cosas son idénticas, el Gobierno-PRI ha creado un monstruo y desafortunadamente ni ellos mismo pueden acabar con él, sus intentos por organizar en un mínimo al pulpo camionero son de risa, no quieren ni rasguñar sus intereses.

Cambiar el nombre a la Secretaría de Transporte por Movilidad fue un acto ocioso, no trajo ningún beneficio, las persona que dirigen o más bien cobran en esa dependencia poco saben de la materia, no entienden lo que es movilidad y aunque  lo hicieran no podrían hacer nada porque es necesario cuidar los intereses económicos que se mueven en las empresas, todas ellas ligadas al Partido Revolucionario Institucional.

El Gobernador del Estado, Eruviel Ávila y su secretario de Movilidad, Isidro Pastor no tiene ni idea de lo que pretenden para esta dependencia, cambios van y vienen, planes ambiciosos han sido expuestos, lo único que falta es voluntad para terminar  con la corrupción y el engaño en que se vive en materia de transporte y movilidad.

Mientras el PRI siga jugando con los intereses del pulpo camionero difícilmente podrá resolver el problema. Cuántas personas tienen que haber para que los hechos no sean aislados, tendría que verse afectado alguien de la familia de un funcionario de primer nivel para que las autoridades actúen. No se vale tanta insensibilidad ante la desgracias que aquejas a las familias de las personas atropellas, esta vez quedó invalida pero otras veces ha habido muertos y ni por eso hay un poco de disposición para mejorar.

Acaso son más importantes los intereses electorales y económicos que la vida de las personas, es momento que el PRI-Gobierno tome la rectoría del transporte. Pueden mantener sus intereses, hacer un transporte eficiente y mejorar la movilidad al mismo tiempo, solo es querer.

EN EL PAN TOLUCA

De repente la equidad de género penetro en el discurso hasta en el más recóndito lugar, pasaron de las palabras a los hechos, no importa a quien se tiene que perjudicar, se olvidó que el precepto era para dar cabida a las mujeres en los ámbitos de poder y de gobierno, no para entrar al cabildo para cobrar por el hecho de ser hombre.

Esto viene a colación por la impugnación que realizó el panista Luis Lanuza para ingresar en las regidurías de representación al Cabildo de Toluca, dejando fuera a su compañera panista Jacqueline Engobia. Lo que no pudo ganar en las urnas el ex síndico pretender ganarlo en los tribunales. A pesar de que aseguran muchos, no hizo ni campaña.

EN EL GOBIERNO DEL ESTADO

Tan pronto terminaron las elecciones el Gobernador Eruviel Ávila acomodó a sus amigos e incondicionales en las posiciones que estaban vacantes, anunció la nueva Secretaría de Infraestructura para seguir fogueando a su muchacho Erasto Martínez Rojas. A Norma Ponce que lo acompaña desde Ecatepec la acomodó en el CEMyBS que dejó vacante Mercedes Colín y Mariano Camacho San Martín toma protesta en el Instituto Mexiquense de la Juventud.

En el acto niega la salida de Damián Canales Mena de la Comisión Estatal de Seguridad y acomoda a otros en puestos que estaban acéfalos.

La realidad es que no necesitamos tanto cambio de personas, lo que se necesita es un cambio de rumbo, porque las cifras y la realidad del Estado de México no van a mejorar con la llegada de nadie de estos personajes. Al Gobernador se le olvida que la demanda más sentida de La Mayoría Silenciosa es seguridad, empleos bien pagados y desarrollo social de verdad no populismo como el que aplica.

EN EL PT

La decisión del Instituto Nacional Electoral ya fue tomada, el PT se queda sin registró y ahora solo los puede salvar el Tribunal Electoral, si las cosas no proceden el próximo 24 de agosto el Partido del Trabajo dejará de existir y con él una serie de vividores de la política que nada hicieron por el país más que enriquecerse.

Pero eso no le preocupa a Oscar González Yáñez quien tiene partido en el Estado de México, seguramente junto con su hermano Gonzalo y otros políticos más, tratarán de regresar a las grandes ligas de la política con partido propio y sin las reglas de Alberto Anaya y, ahora sí a meterse hasta la cocina en el estado que deseen nada de respetar las parcelas. Resulta extraño que OGY no levante la voz para defender a su partido. Al tiempo.

Filed in: La Mayoría Silenciosa, Opinión, Política

You might like:

Más de 250 motociclistas colorearon la Rodada “Usa el Casco” en Otzolotepec Más de 250 motociclistas colorearon la Rodada “Usa el Casco” en Otzolotepec
Arrestan a dos personas en Ecatepec por tirar basura en la vía pública Arrestan a dos personas en Ecatepec por tirar basura en la vía pública
Violencia en el noviazgo comienza con un pellizco Violencia en el noviazgo comienza con un pellizco
Sector económico del EdoMéx pide compromiso para no regresar a semáforo rojo Sector económico del EdoMéx pide compromiso para no regresar a semáforo rojo

Leave a Reply

Submit Comment

© Copyright 2020 | Todos los derechos reservados. Diario Evolución.

Sitio desarrollado por CGM Agencia.